Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Contra el equipo de 'mi arma'

sd huesca Toni Doblas afronta la encrucijada: quiere que el Betis ascienda pero debe derrotarle este sábado en El Alcoraz, por el bien de un Huesca necesitado.

Dejar la puerta a cero es el objetivo de Doblas contra el Betis. Su Betis.
Contra el equipo de 'mi arma'
RAFAEL GOBANTES

Doblas estuvo torero ayer en la sala de prensa 'José Luis Trallero' del estadio Alcoraz. Viene el Betis, su equipo del alma, el de su ciudad, el que le llevó al profesionalismo. Pero resulta que tan esclavo de la victoria como está el conjunto verdiblanco, que quiere ascender a Primera, se halla la Sociedad Deportiva Huesca, que necesita sumar tres o cuatro puntos más para no perder la categoría.

El duelo tiene morbo allá por donde se le quiera encontrar. Porque el Betis llega entrenado por un aragonés, Víctor Fernández, que quiere recuperar en Segunda, y en una plaza complicada, el crédito que había perdido para empresas mayores. Le ayuda en tal menester José Luis Arjol, que ha conocido el Huesca como futbolista y como técnico.

A falta de cuatro partidos para acabar la Liga, el empate es un mal menor por el que nadie apuesta a priori. Está demasiado sujeto a lo que ocurra en otros campos. Pero un punto no es del todo malo. Solo hay que ver que el tercer equipo que ascienda este año lo va a hacer con poco más de 63 puntos, o lo que es lo mismo, con un pírrico promedio de punto y medio por partido. Quizá por eso Doblas se atreve a asegurar, ahí es nada, que "el Betis vendrá a no perder".

El meta sevillano va a estar en el ojo del huracán haga lo que haga. Si hace un partidazo lo acribillarán en su tierra. Si se pega un par de cantadas levantará suspicacias aquí. Solo le salva, y ya veremos si es así, el término medio. "No puedo hacer nada ante eso. Los profesionales tenemos que vivir con este tipo de cosas", dijo. Doblas relativizó el asunto con el mejor antídoto posible, el del sentido del humor: "Ya me han llegado algunos jamones, pero el que me conoce sabe que no hay nada que hacer. Hasta ahora no he tenido un error garrafal con el Huesca, pero quién me dice que no llega este sábado".

La tensión por los puntos marca el reencuentro, pero donde realmente se le merendó la emoción fue en el partido de ida en el Ruiz de Lopera. "Me trataron con mucho cariño. Ese fue mi estadio siempre", reconoció el cancerbero, al que se le puso entre la espada y la pared con la pregunta de si el próximo año le gustaría jugar en Primera División con el Betis. Doblas sacó el capote a relucir. "Mi deseo es jugar en Primera. Si es con el Betis, fenomenal; si es en otro equipo, muy bien también. Y si tuviera que ser en Segunda?". El Huesca ya le ha tanteado para intentar renovarle, pero sus miras apuntan más alto.

La temporada se hace tan larga que "con todo lo que ha fallado el Betis, aún está en la pomada", afirma Doblas, que tiene clara la opinión que hay en el conjunto verdiblanco acerca del Huesca. "Piensan que somos un equipo de los jodidos?". Muy gráfico.

¿Y qué piensa Doblas del Betis? "Pues que tiene un equipazo aunque no venga Emaná -se marcha al Mundial-, porque en su lugar habrá otro futbolista que por sueldo y trayectoria cualquier conjunto querría tenerlo". Dice el meta azulgrana que "a pesar de ganar de penalti a la Real Sociedad, hicieron un buen partido".

La fractura social que motiva en Heliópolis el rechazo general al propietario del club, el ínclito señor Lopera, "está detrás de declaraciones que se han oído desde el vestuario sobre que no todo el mundo empuja en la misma dirección". Sin embargo, como subraya Doblas, "el otro día se jugaban la vida y metieron casi 50.000 personas en el estadio". Lo que ocurre alrededor del conjunto bético le recuerda a lo que vivió en el Zaragoza. "La presión del entorno parece que te obliga a ascender en enero y en enero nadie asciende".

El andaluz proclama convencido que "podemos ganar al Betis con orden y tesón. Esas son nuestras armas. Me acuerdo de lo que nos costó a nosotros ganar aquí con el Zaragoza".

El Huesca lleva tres derrotas seguidas en casa. La visita del Betis y el ambientazo que se presume son la mejor excusa para tumbar la estadística. Doblas no cree que haya que hacer ningún llamamiento. "Son de estos partidos en los que a la gente, como al equipo, no hay que decirles nada".

Etiquetas