Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

PROYECTO DE APARCAMIENTO SUBTERRÁNEO

Empiezan las catas en la plaza de San Antonio, tercer intento para ubicar un parquin céntrico

Solo será viable si se hace con 300 plazas y se suprimen los estacionamiento en superficie de los alrededores.

El concejal Fernando Lafuente conversa con uno de los responsables de las catas que se realizan en la plaza de San Antonio.
Empiezan las catas en la plaza de San Antonio, tercer intento para ubicar un parquin céntrico
JAVIER BLASCO

huesca. Las máquinas entraron ayer en la plaza de San Antonio, en el centro de Huesca, para llevar a cabo las catas que determinarán si es posible construir un aparcamiento subterráneo de tres plantas en este emplazamiento. Es el tercer intento del ayuntamiento de ubicar un aparcamiento público en el centro de la ciudad en los últimos cinco años. Las dos primeras opciones, la plaza de Navarra y la del paseo de Ramón y Cajal, tuvieron que se desechadas por la existencia de restos arqueológicos que obligaban a una excavación del total del espacio, lo que hacia inasumible económicamente ambos proyectos.

En la plaza de San Antonio se harán entre diez y doce catas y los sondeos pueden estar acabados en una semana. "A partir de ahí habrá que esperar a ver que sale y después, al informe de Patrimonio y a partir de ahí, sacar adelante el proyecto y avanzar en la peatonalización del centro", comentó Fernando Lafuente, concejal de Desarrollo.

Los sondeos, encargados a la empresa Fidias Trade SA., no interferirán en la circulación, pero sí en el espacio disponible para aparcamiento, ya que la plaza se utiliza como zona azul para estacionamiento de unos 70 vehículos en superficie. Según explicó el concejal, estaba previsto que las catas se hicieran de forma escalonada, pero finalmente, la plaza se ha acotado. "Los equipos necesarios para este trabajo necesitan espacio y podían causar afecciones a los vehículos aparcados en la zona", señaló Lafuente.

El responsable del área de Desarrollo expresó su deseo de que las catas, que profundizarán entre 9 y 10 metros, no deparen hallazgos que dificulten la construcción del parquin. La nueva infraestructura debe tener, como mínimo tres plantas con capacidad para 300 coches. Esas son las cifras que marca el estudio de viabilidad encargado por el Ayuntamiento de Huesca a finales de 2007. Con menos capacidad, la gestión del servicio no sería rentable. En este sentido, el concejal precisó que el aparcamiento es viable eliminando plazas de aparcamiento en superficie en los alrededores, plazas que serían suplidas con el nuevo estacionamiento. "No sería viable si continuáramos dejando aparcar en superficie", apostilló.

Los planes municipales pasan por sacar concurso su explotación en régimen concesional. "Vamos todo lo deprisa que podemos porque una infraestructura de estas características es necesaria en el centro de la ciudad para hablar de forma definitiva de la peatonalización del centro, además de para descongestionar y facilitar al tráfico", afirmó Lafuente.

La alternativa de la plaza de San Antonio, entre la estación Intermodal y la plaza de Navarra, no es nueva. En 2002 se sacó a concurso la construcción y explotación de un aparcamiento subterráneo en este recinto, pero la oferta no interesó a ninguna empresa. Lafuente manifestó que la diferencia con el proyecto de 2002 es la capacidad del parquin, que entonces era de 150 plazas y ahora es de 300. "Y en 2002, había un componente estético sobre la plaza que encarecía el proyecto y que ahora no se plantea", apuntó.

Etiquetas