Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Los Titiriteros llenan de música, humor y solidaridad las fiestas de Mª Auxiliadora

Los vecinos del barrio se volcaron con la recogida de donativos para Aitana, una niña con una grave enfermedad de corazón.

Huesca. Coladores y sartenes cobraron vida ayer en las fiestas del barrio de María Auxiliadora de Huesca de la mano de los Titiriteros de Binéfar y su espectáculo 'No nos moverán', que animaron una jornada dedicada a recoger donativos para Aitana García, una niña de Tarazona (Zaragoza) de 9 años que necesita 300.000 euros para operarse en EE. UU. de una grave enfermedad de corazón. De momento, su familia lleva recaudados 85.000.

Niños y mayores abarrotaron la carpa del polígono 24 para participar en uno de los actos estrella -interrumpido unos minutos por un problema eléctrico- de las fiestas del barrio, que hoy celebra su día grande en honor de María Auxiliadora con una procesión y una misa en Salesianos.

Los vecinos disfrutaron por la tarde de la música y el humor de los Titiriteros y de las animaciones de las ferias (hoy se celebra el día del niño con un descuento del 50%). Por la mañana, el sonido de los tambores retumbó en todo el barrio y se celebró una procesión amenizada con el grupo Os Faticos que acabó con una misa baturra. La actuación teatral dio paso a un triduo de la Coral Ibercaja Castillo de Montearagón y, por la noche, estaba prevista una observación astronómica si el tiempo acompañaba.

Con todo, la protagonista de ayer fue Aitana y su familia -sus tíos residen en Huesca-, que colocó una mesa para recoger fondos con la venta de mecheros solidarios y libros e informar del caso de la niña, pendiente de una reconstrucción del tronco pulmonar en el Children's Hospital de Boston, única alternativa para evitar un arriesgado doble transplante de corazón y pulmón.

Su padre, Luis Miguel García, agradeció las numerosas muestras de apoyo brindadas por los vecinos de María Auxiliadora y de otros barrios de la ciudad y también por la oferta que les han realizado ya la peña Alegría Laurentina y la Asociación Amigo Invisible para organizar en las próximas semanas otras actividades de carácter benéfico.

Luis Miguel García dejó claro que pese a los 9 difíciles años de lucha que lleva la familia, no van a parar hasta conseguir una solución "para que Aitana pueda correr, jugar y disfrutar como cualquier otro niño, porque mi hija se merece también el derecho a la vida". La web 'www.unasonrisaparaaitana.org' informa de todas las posibilidades de ayuda.


Etiquetas