Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

TRABAJO

"El nuevo ERE no es una solución a la dura crisis que arrastra Luna"

Para 40 de los 203 trabajadores es efectivo desde ayer, mientras que la empresa ultima los papeles del paro.

Los trabajadores y los sindicatos lo tienen claro: el ERE es solo un parche más a la dura y larga crisis que Luna Equipos Industriales arrastra desde hace tiempo. "Es pan para hoy y hambre para mañana", resumieron fuentes del comité de empresa que confirmaron que para parte de la plantilla ya es efectivo este tercer Expediente de Regulación de Empleo de 60 días. La misma tarde del martes, día en el que la dirección general Trabajo dio el visto bueno al expediente -aunque lo redujo a dos meses y le puso varios condicionantes-, la dirección de la fábrica llamó a los 40 trabajadores que diariamente acudían a la factoría para comunicarles que ultimaba los papeles para el paro y que el miércoles no debían ir ya a la factoría. Estos ya habían consumido los días de los anteriores expedientes (7 meses en total han estado en el paro) y aunque se presentaban todos los días a su puesto, la tarea era escasa o más bien nula. Porque no hay ningún pedido sobre la mesa. Es más, en el último año se han construido ocho grúas, cantidad que en los buenos años se hacía en tan solo un mes. El resto de la plantilla, hasta los 203 empleados que conforman la plantilla, todavía están consumiendo los días del segundo ERE.

La solución salomónica dada por Trabajo al ERE que los trabajadores rechazaron, ya que insisten es prolongar la "agonía" de la fábrica un poco más, no disgusta del todo al comité. "Tenemos sueldos mileuristas y si no hubieran aprobado el expediente la empresa hubiera ido a un proceso concursal en el que, seguro, nos quedaríamos cuatro meses sin sueldo", alertaron. No obstante, hay quien no va a cobrar durante estos dos meses de parón. Son media docena de personas que por el poco tiempo que llevaban en plantilla no tenían derecho a más de siete meses de subsidio.

Para mañana viernes está prevista una reunión de los representantes de las plantillas de Huesca y Almudévar con la dirección de la factoría para hablar del futuro más próximo. De momento, este no es esperanzador porque la empresa por falta de liquidez debe las vacaciones de 2009, la nómina de abril y de los 18 primeros días de mayo; y tampoco tiene ningún encargo sobre la mesa.El consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, comentó ayer que lo que se intenta es que haya un futuro y que este pasa por que se consigan contratos. Según indicó, la empresa pidió tiempo y de ahí esta resolución de Trabajo.

Etiquetas