Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONMANO

El ocaso del currante

.

Txema Senosiain, ayer, en uno de los últimos entrenamientos del equipo.
El ocaso del currante
JAVIER BROTO

La decisión de que Txema Senosiain no siga la próxima temporada en el banquillo del BM Huesca no fue fácil de tomar. El técnico navarro es considerado un hombre de la casa. Pero el deporte ni atiende ni se debe a sentimentalismos. Se va un técnico trabajador al que los nueve empates en la temporada regular le han apartado de la fase de ascenso a la Asobal. La decisión costó mucho, porque a Txema se le reconoce su trabajo, su conocimiento en la materia y su marchamo de amor por los colores. Nunca ha escondido su predilección por tener a jugadores aragoneses en el equipo siempre que lo dieran todo por la camiseta. Ni tampoco ha dejado escapar una mueca de orgullo por dar minutos a una joven promesa como Marco Escribano, que se incrusta ya en el equipo por calidad y no solo por ser de la tierra.Txema Senosiain confesó ayer que se esperaba la decisión adoptada por el club, porque nadie le había hablado de renovación ni de jugadores para el próximo año. "Creo que la temporada ha sido buena, pero hemos fallado en detalles que fueron goles en contra y que han sido menos puntos en la tabla", indicó.

El presidente del BM Huesca, Pachi Giné, deja claro que la puerta para Senosiain está abierta, pero los resultados mandan. La temporada se marcó para recuperar la afición por el balonmano tras dos años anteriores para olvidar, y luego el objetivo se reconvirtió en clasificarse para la fase de ascenso. Y ya se sabe el brutal axioma que rige en el deporte: objetivo no cumplido, entrenador despedido. Y es el mismo presidente que ayer le comunicó que no seguía en el banquillo el que no tiene la menor duda de que si el BM Huesca tuviera la estructura de un club profesionalizado, y con los recursos que ello conlleva, Txema Senosiain no se movería de Huesca y formaría parte de su cuadro técnico.

La decisión de no renovar al técnico le fue comunicada ayer a Senosiain en una reunión celebrada por la tarde y en la que además de Pachi Giné estuvieron Javier Zaragoza y Fernando Udina. El resultado fue dado a conocer por el club en una escueta nota de prensa: "Desde el club y después de analizar diferentes cuestiones entendemos que es necesario introducir otras ideas, nuevos aires, un nuevo rumbo de cara a la próxima temporada. No ha sido una decisión fácil de tomar por muchos motivos, pero creemos que es lo mejor para el futuro del club".

Abierto a las críticas prácticamente desde que volviera al banquillo del BM Huesca en su segunda etapa, Txema Senosiain esquivó la crítica de la grada que tan solo le recriminó en algún momento su apego a la defensa 6:0 y a que en ocasiones no acompasara el ritmo de su equipo al juego del rival. El equipo ha disfrutado más contra los grandes de la categoría que contra los pequeños. La mejor radiografía del juego del BM Huesca esta temporada la hizo el pivote Raúl Bartolomé cuando dijo que el Obearagón estaba más a gusto cuando jugaba contra equipos similares que contra quienes "hacen cosas extrañas". Y es que Obearagón ha dado la cara y prácticamente ganado todos los duelos contra los equipos que han quedado por arriba en la tabla, pero perdió sus posibilidades de éxito contra los pequeños. Los tropiezos contra Puente Genil, Moguer y Almoradí han pesado como una losa en un equipo que ha perdido un partido menos que el líder de la categoría, el Puerto Sagunto.

Refuerzo fallido

Pero no solo los empates marcaron el signo del Obearagón Huesca, el fichaje del lateral Víctor Harsany para reforzar el equipo de cara a entrar en la fase de ascenso no dio el resultado apetecido. El lateral Marco Mira, fichado con el mismo objetivo, está en otra dimensión y fue más para apuntalar el equipo que para ser un 'killer'. El húngaro, que tan buena impresión dejara en su anterior etapa en el BM Huesca y cuando visitó el Palacio de los Deportes como rival bien con el Anaitasuna o con el Arrate, ha sido una decepción de quien tanto se esperaba y tan poco ha dado. Que Txema Senosiain pidiera el refuerzo y pinchara por su escasa aportación fue un flaco favor.

El técnico dirigió ayer el entrenamiento del equipo que tan solo tiene como compromiso las 24 horas de balonmano que se disputan el próximo sábado en Zaragoza y donde se medirá con el CAI Aragón y el Guadalajara. Su último acto será la cena oficial de despedida de la temporada con socios, aficionados y jugadores.

Etiquetas