Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SUCESOS

Dos montañeros británicos mueren al resbalar en un nevero del Pico Frondiellas de Sallent

Cayeron por un cortado de más de 150 metros de altura y fue un tercer compañero quien dio la voz de alarma.

Dos montañeros británicos mueren al resbalar en un nevero del Pico Frondiellas de Sallent
Dos montañeros británicos mueren al resbalar en un nevero del Pico Frondiellas de Sallent

La tragedia se ha vuelto a cebar con el Pirineo aragonés. Dos montañeros británicos han muerto en el Pico Frondiellas de Sallent de Gállego tras resbalar por un nevero, despeñarse por un cortado de 150 metros de altura y rodar por la ladera. Fue un compañero de ambos quien dio la voz de alarma ayer por la mañana, un día después del desgraciado accidente. Con ellos ya son ocho las personas que han fallecido en el macizo altoaragonés en lo que va de año, un trágico balance en el que las intensas nevadas y los aludes han sido responsables de la mayoría de los accidentes mortales.

Era poco más de la una del mediodía de ayer cuando un montañero británico, que apenas hablaba castellano, llegó exhausto al refugio de montaña de Respomuso, ubicado en el circo de Piedrafita del municipio de Sallent de Gállego y a más de 2.000 metros de altitud. Con un mapa en la mano y con gestos explicó a los guardas del establecimiento montañero lo que había sucedido. Estos dieron aviso a la Guardia Civil de Montaña, que con apoyo de un médico y del helicóptero sobrevolaron la zona. Enseguida localizaron los cuerpos sin vida de los dos montañeros, que fueron trasladados al depósito de cadáveres de Jaca.

A última hora de ayer, los agentes realizaban las gestiones oportunas con el consulado para dar el aviso a las familias de los dos fallecidos, cuyas identidades responden a las iniciales R. C. G. y J. P. F., ambos de 56 años de edad según informó la Subdelegación de Gobierno en Huesca.

Una travesía por el Pirineo

El sargento Jorge Embid, jefe del equipo de rescate en montaña de la Guardia Civil de Panticosa, explicó que los deportistas, que realizaban una travesía por el Pirineo, salieron el martes por la mañana del refugio francés de Wallon con intención de llegar al de Respomuso (Sallent). Pero cuando ya habían realizado más de cuatro quintas partes de la ruta, uno de los montañeros sufrió un accidente. "No llevaban crampones ni piolet, iban con raquetas. Y al pasar por un nevero uno de ellos resbaló y cayó por un cortado", informó el agente de la Benemérita.

Sus dos acompañantes, que no veían el lugar al que había ido a parar el accidentado, decidieron bajar a auxiliarlo, pero tomaron caminos diferentes. Uno de ellos, el más experimentado, sufrió también un accidente: resbaló por el mismo nevero y cayó por el cortado, aunque su compañero no se dio cuenta y al anochecer decidió montar un vivac. Sacó el saco de dormir y pasó la noche al raso, esperando que llegara el alba y los refuerzos para el rescate, ya que intuyó que su amigo habría bajado hasta Respomuso para dar aviso de lo sucedido.

Sin embargo, con las primeras horas del día el tercer montañero se dio cuenta de que algo extraño había ocurrido ya que ni localizaba al compañero que salió en busca del accidentado ni llegaba la ayuda. Fue entonces cuando se puso en marcha y bajó hasta el refugio para pedir auxilio.

Dos agentes de la Guardia Civil de Montaña de Panticosa, con apoyo del helicóptero y un médico del 061 salieron de inmediato hacia la zona y enseguida localizaron a los dos deportistas británicos. Ambos estaban muertos, aunque el rescate de los cuerpos sin vida resultó complicado. Según relató Embid, en la zona soplaba un fuerte viento y el lugar en el que se encontraban los dos montañeros era de difícil acceso para el helicóptero. "Los han sacado in extremis. El aparato ha dejado a los agentes en un lugar cercano y estos los han recogido y trasladado en camilla más de 200 metros hasta una zona desde la que los ha podido evacuarlos el helicóptero", explicó el sargento de la Guardia Civil

Posteriormente, fueron trasladados vía aérea hasta el campo de fútbol del Pueyo de Jaca y, desde allí, en coche hasta el depósito de esta localidad. El helicóptero también evacuó al superviviente desde Respomuso hasta Panticosa.

Etiquetas