Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Arropados por la cúpula

La plantilla azulgrana se entrenó un día después de la derrota ante el Real Unión con el respaldo de parte de la directiva. Losfablos, Lasaosa o Borraz transmitieron a los suyos ánimos en este mal momento.

Agustín Lasaosa anima a Paco Borrego.
Arropados por la cúpula
JAVIER BLASCO

La plantilla de la Sociedad Deportiva Huesca trabajó ayer en el Instituto Montearagón al calor de buena parte de su directiva, que acudió al campo de entrenamiento para respaldar a los suyos en las duras horas posteriores a la derrota con el Real Unión. Fue un día de palmadas en la espalda, conversaciones cruzadas y unidad. Mucha unidad y filas cerradas en torno al equipo azulgrana, que inició una conjura de siete días antes del partido del sábado en Castellón (18.00, Aragón TV) para espantar la ansiedad, esa palabra con la que nadie quiere cuentas.Un término más adecuado para estas situaciones es el de conjura. Los jugadores y técnicos hablaron entre ellos y, como reflejaba luego Corona, se lanzaron mensajes y reflexiones en pasar página cuanto antes y abrir un nuevo capítulo con el único destino de la permanencia. Antes de que comenzase la sesión propiamente dicha, estiramientos en el terreno anexo a las órdenes de Jesús Paredes; poco después, Antonio Calderón charlaba con César Láinez y los jugadores se dividían en sus tareas habituales de los últimos domingos. Los titulares, a recuperarse; los suplentes y no convocados, a realizar un partidillo.

Con la sesión en marcha comenzó la llegada de dirigentes, que fueron acudiendo al Montearagón de manera escalonada. En unos pocos minutos se presentaron en el entrenamiento el presidente, Fernando Losfablos; el vicepresidente y consejero delegado, Agustín Lasaosa; el ex mandatario y presidente de la Fundación Alcoraz, Armando Borraz, los colaboradores Luismi Lasaosa y José Manuel Rodríguez, "Rodri", y el jefe de prensa, Javier Monsón. Todos juntos, o por separado, trasladaron la mayor cantidad de aliento posible a sus futbolistas. Incluso se acercó por allí el ex jugador del Huesca Edu Roldán, ahora en las filas del Zamora y que también acudió al choque del sábado.

Agustín Lasaosa, un poco al margen del resto y más cerca de Rodri, departía en algunos momentos con Camacho o transmitía aliento a hombres como Paco Borrego, concentrado en labores que también van en el cargo. Borraz fue el último en llegar y contagió su natural sentido del humor para despertar varias sonrisas en la calurosa mañana, que golpeaba las ya castigadas cabezas. Complicidad entre los directivos y, a unos escasos metros, un grupo de jugadores para completar una foto cargada de simbolismo.

Son unos días para hacer piña, como también hubo respaldo el sábado a las palabras del asesor externo, José Antonio Martín, "Petón", al respecto de la polémica con el IES Pirámide. Entonces no estuvo Agustín Lasaosa; sí, el gerente, Raúl Ojeda, o el consejero Fernando Sarasa.

Tan importante como el estado anímico es la situación física de los jugadores para los últimos cinco partidos del campeonato. A este respecto, y como viene sucediendo en este tramo, todos están disponibles y Antonio Calderón tendrá dónde elegir en Castalia. Como repitieron las partes implicados minutos después de consumarse la derrota con el Real Unión y al día siguiente, se trata de conjugar cuerpos y mentes. Pasar página del último mes y acudir a las ciencias exactas: las matemáticas y la lógica señalan el objetivo en dos victorias.

Etiquetas