Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SUCESOS

La Policía esclarece en dos años gracias al ADN tres violaciones, dos robos y un fuego provocado

En uno de los casos, esta prueba exculpó a un hombre que fue denunciado por una presunta víctima de una agresión sexual.

Los delitos esclarecidos con huellas superan la media nacional.
La Policía esclarece en dos años gracias al ADN tres violaciones, dos robos y un fuego provocado
J. BLASCO

Una colilla de la marca Camel abandonada en el suelo evitó que un hombre de 45 años saliera impune de un incendio que provocó el 4 de febrero de 2007 en una nave de carpintería del polígono Sepes de Huesca, que causó daños por 3.000 euros. Y es que los especialistas de la Policía Científica lograron recuperar restos de saliva del cigarrillo y pudieron determinar la identidad del autor del fuego, que tenía varios antecedentes e incluso una acusación por abusos sexuales.

Este fue el primer delito que resolvió la Policía Nacional de Huesca sirviéndose del ADN. Desde entonces, la comisaría ha resuelto otros 5 casos gracias a este procedimiento y hay 2 más pendientes de que el Laboratorio de Analítica Forense de la Brigada de Policía Científica de Barcelona envíe los resultados. El comisario provincial, Antonio Placer, asegura que "son números normales para una ciudad como Huesca" y, además, se "felicita" de que en los últimos años "no ha habido homicidios ni asesinatos".

Otras 76 reseñas biológicas

Además, en base a la Ley 10/2007 reguladora de la base de datos policial sobre identificadores obtenidos a partir del ADN, que permite obtener muestras biológicas a detenidos por delitos graves que afectan a la vida, a la libertad sexual o al patrimonio, la Policía Nacional ha reseñado a 76 delincuentes. Esta ley permitió "filtrar" el número de muestras que se enviaban a los laboratorios ya que antes de su entrada en vigor, las distintas comisarías españolas trasladaban una media de 3.500 pruebas de ADN al mes -con el correspondiente desembolso económico que ello suponía a las arcas del Estado-, "lo que colapsó el sistema", recalca Luis López, jefe de la Policía Científica de Huesca.

Además del incendio provocado, la Policía Nacional logró detener en 2007 al autor de una agresión sexual que actualmente está cumpliendo condena en la cárcel de Zuera (Zaragoza) a raíz de unas muestras de semen recogidas en el lugar de los hechos.

Mientras, en 2008 se resolvieron dos casos gracias al perfil genético que se obtuvo a partir de unos restos de sangre. El primero fue un allanamiento de morada en un piso y en otro fue un robo con fuerza en una joyería. En ambos casos, los delincuentes sufrieron cortes al fracturar los cristales y dejaron un rastro de sangre. Al detener a los sospechosos, se les tomaron muestras y los análisis confirmaron que eran los autores.

Ese mismo año se recuperaron muestras de ADN en un robo con fuerza a un vehículo, aunque todavía están a la espera de recibir el informe del laboratorio. Y es que también dejan claro que no es un caso prioritario como puede ser un homicidio o una violación.

En cuanto al año pasado, la Policía Nacional investigó dos asuntos valiéndose de este procedimiento. Ambos fueron agresiones sexuales y ambos fueron resueltas aunque de distinta forma. Y es que así como en uno de ellos se obtuvo el perfil genético de un sospechoso y se detuvo al autor, en otro el ADN permitió exculpar a una persona que había sido denunciada por una presunta víctima que aseguró haber sido violada durante las fiestas de San Lorenzo de aquel año. En base al informe emitido por el laboratorio, el juez archivó el caso.

En este sentido, Luis López destaca que "el ADN no sirve únicamente para acusar sino también para descartar y eso, a mi juicio, es todavía más importante porque un inocente no tiene que pagar por algo que no ha hecho".

Por último, en lo que va de año, la Policía está investigando un caso de un robo con fuerza en un discobar de Huesca donde recuperaron muestras de sangre "aunque no nos han contestado todavía". Y reconoce que la respuesta puede tardar varios meses "porque la rapidez con la que trabajan los técnicos depende de la gravedad del asunto", insiste.

Nuevo laboratorio en Zaragoza

Estos plazos se acortarán cuando la Comisaría General de Policía Científica ponga en marcha el nuevo laboratorio biológico y químico que tiene previsto instalar en la Jefatura Superior de Zaragoza ya que hasta ahora Huesca tiene que enviar las muestras a Barcelona, que centraliza los casos de Cataluña, Navarra, Aragón y La Rioja. "Cuando se implante el sistema de ADN en Zaragoza, todo irá más rápido", afirma López.

Por otra parte, la Policía Nacional está superando este año la media a nivel nacional de delitos esclarecidos mediante el Sistema Automático de Identificación Dactilar (SAID), donde se introducen las huellas de los diez dedos, de las palmas y también de los cantos de escritura (también llamados firma del notario).

Etiquetas