Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

El Obearagón dice adiós a la liguilla de ascenso

A pesar de ganar, los oscenses se despiden de la temporada al empatar su partido el Ars Palma del Río ante el Guadalajara.

Los jugadores y cuerpo técnico aplaudieron a su afición, agradeciendo todo el cariño recibido durante la campaña 2009-2010.
El Obearagón dice adiós a la liguilla de ascenso
JAVIER BLASCO

De poco o de nada sirvió la victoria de ayer del Oberagón por 33 a 27 ante el Pan Moguer. Los de Senosiain dicen adiós a la temporada sin haber cumplido el objetivo marcado a principio de campaña de clasificarse para el 'play off' y con muchos asuntos por resolver de cara al próximo curso. De momento, fiesta hasta el miércoles, cuando el grupo se reunirá para entrenar de nuevo.

Antes del encuentro, la esperanza no estaba perdida, pero las opciones reales de entrar en 'play off' eran mínimas. Las miras estaban puestas en el propio cruce, pero también en lo que ocurría en el Municipal de Palma del Río y en el Pabellón de Sagunto donde Ars Palma del Río y Teucro luchaban por colarse en las plazas de la liguilla de ascenso. Al final, el codiciado quinto puesto fue a parar a manos de Palma del Río, que conseguía un empate ante Guadalajara. Por su parte PAN Moguer pierde la categoría por la derrota.

En el partido, los aragoneses no tuvieron problemas y sentenciaron el choque pocos minutos antes del descanso. Sin embargo en la primera mitad, fue el Pan Moguer el primero en aprovechar sus ataques y en subir un 2-0 de inicio al marcador. Con una defensa de 3-2-1 de los onubenses, al Obearagón le costaba mirar a puerta y acertar en sus lanzamientos. El primer tanto local llegaría de las manos de Álvarez, en una jugada en la que caía lesionado Jarukas. Moguer continuó abriendo brecha y se colocó 1-4, a los 4 minutos de juego. El Obearagón deambulaba perdido, encontrándose con el segundo palo de la tarde en un lanzamiento en solitario de Vidal.

La distancia de los andaluces creció hasta los cuatro tantos (2-6). La defensa local hacía aguas causada por la rapidez del juego andaluz, pero pareció reaccionar el Obearagón. Despertaba y se metía en un encuentro que no podía dejar escapar. En el minuto diez del primer periodo el electrónico mostraba que los aragoneses habían recortado las distancias hasta los dos tantos (6-8). Sacó Senosiain al polaco Hiliuk que logró con un lanzamiento lejano poner a su equipo a un punto. En el minuto 15, Álex Alvárez lograba las tablas en el enfrentamiento (8-8).

Jorge Goméz, una vez más determinante, interceptó dos siete metros que mantuvieron en 8 tantos a los visitantes durante más de 10 minutos. Repetiría méritos a lo largo de todo el encuentro, parando varios ataques onubenses. El Obearagón mejoró en defensa y comenzó a carburar para ponerse dos arriba a los 18 minutos con una contra finalizada con éxito por Aramburu (10-8). La mayor diferencia llegaría con un tanto desde la esquina de Saubich (12-9), que aumentaría a cuatro con una jugada de Harsany. Saubich ponía el 16-12 con lanzamiento a la media vuelta con el que se llegaría al descanso.

Se reanudó el encuentro con las noticias de que Teucro y Palma del Río ganaban sus respectivos choques por dos tantos de diferencia. Un gol de Escribano (19-14) y una parada de Gómez, hacían que Harsany en la siguiente jugada con un tiro con efecto ampliara la diferencia del Obearagón a seis tantos (20-14). Los locales habían roto el partido a los seis minutos de la segunda mitad con siete tantos de barrera. Pan Moguer pedía tiempo muerto, necesitaban la victoria si querían quedarse en la División de Honor.

Fue en este momento, cuando el Palacio comenzó a llenarse de público, puesto que muchos oscenses aprovecharon la salida de El Alcoraz para apoyar al Obearagón. El cuadro altoaragonés sumaba, con un tiro de Ruesga, la máxima diferencia hasta el momento, nueve tantos (24-15). El partido se durmió y bajó de intensidad por parte de los dos conjuntos, con un marcador claro a favor del Obearagón, que siempre se mantuvo entre 6 y 7 goles. Terminó el encuentro 33-27, pero el resultado ayer era lo de menos.

Etiquetas