Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONCESTO

Otro final de infarto

El Lobe se impone en los últimos segundos y suma el 2-0 en las semifinales del 'play off'.

Otro final de infarto
Otro final de infarto

No entraba nada. Ayer al Lobe Huesca le costó mucho más que en otras ocasiones que el balón entrara en canasta, pero al final entró cuando más se necesitaba. El Peñas conseguía sumar la segunda victoria en esta eliminatoria ante el Caja Rioja (72-70), en otro final de infarto, poniendo el cruce claramente a su favor. El lunes será el tercer partido en Logroño.

Tanto Lobe Huesca como Caja Rioja repitieron los cinco iniciales del primer encuentro. Debido a la altura de los pivots riojanos, Sidnei Santana mide la friolera de 2,15 m, el Lobe anotó sus primeros puntos desde el exterior. El Lobe se ponía siete arriba (13-6). El partido se igualaba a 13 puntos a falta de dos minutos para que finalizara el cuarto, consiguiendo el Caja Rioja ponerse por encima de los locales por primera vez en el partido. Pero, los oscenses reaccionaron y con tres triples seguidos (Johnson, Asier y Herrero) recuperaban su ventaja, llegando al final con cinco puntos arriba (24-19).

El segundo cuarto comenzó con un Lobe impreciso. No entraban los triples, ni los tiros libres, ni las canastas fáciles.. El Caja Rioja empató el encuentro a 28. Navarro sacó a Stevie Johnson y a Asier Zentitabengoa como receta para reanimar el juego, pero el equipo siguió espeso. Necesitaban que se llegara ya al descanso. Los equipos enfilaban el túnel con un 39-37 en electrónico. Había que hablar en el vestuario.

La segunda mitad comenzó como el cuarto anterior, con dos equipos imprecisos, donde el más despierto era el que conseguía sumar puntos a su casillero. Los de Sala, bajo la batuta de un explosivo Mediano, volvían a sacar ventaja en el choque (45-46). El colegiado pitó una antideportiva a Pérez en una discutida jugada de rebote defensivo, donde Sidnei caía al suelo. En ese momento la grada se encendió y el Palacio se convirtió en una plaza con los decibelios muy por encima de los permitidos. Esto sacó de sitio a Edward Sidnei. El Lobe lograba de nuevo aventajar a su rival 60-55 al final del periodo.

Se auguraba un final para sufrir. Los nervios se dejaron sentir en el campo y los fallos siguieron siendo predominantes en ambas plantillas. El Lobe consiguió de inició una distancia de nueve puntos que logró acortar el Caja Rioja a un solo tanto (64-63). Con un 70-67 a falta de cuarenta segundos, el Caja Rioja empataba a 70, fallaba el Huesca su ataque a falta de once segundos. La tenía el Caja Rioja, buena defensa, robo de balón y Herrero anotaba solo el 72-70 a falta de dos segundos. La grada explotó de alegría porque el brillo de la LEB Oro se ve ya muy de cerca.

Etiquetas