Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SUCESOS

Rescatan ilesos a seis barranquistas que pasaron la noche en una cueva de Bierge

La crecida del río obligó a un grupo de franceses a refugiarse en la gruta hasta que los agentes los localizaron al día siguiente y los evacuaron gracias a una grúa especial.

"Pasamos frío, mucho frío, pero miedo no". Así relataron su experiencia los seis deportistas franceses que quedaron atrapados la tarde del martes en el barranco Balcés (Bierge) y que decidieron refugiarse en una cueva para pasar la noche. Al día siguiente, agentes de la Guardia Civil de montaña localizaron al grupo y lo auxilió, con apoyo de la grúa de la que dispone el helicóptero. Todos los componentes se hallaban ilesos.

La voz de alarma la dieron la mañana del miércoles. Según explicó Fina Cortés, del campin El Puente de Rodellar, un amigo de los desaparecidos fue quien avisó que el grupo, formado por seis franceses de unos 50 años, había salido a hacer un barranco el día anterior y no había regresado a dormir. Desde el establecimiento hotelero enseguida se pusieron en contacto con la Guardia Civil para dar parte de lo sucedido ya que temían que alguna crecida hubiera impedido el desarrollo de la actividad al grupo, todos ellos miembros de un club de espeleología que está pasando unos días en Guara.

A primera hora de la mañana, varios agentes del equipo de rescate en montaña de Huesca y un médico del 061 partieron con el helicóptero hacia la Sierra de Guara. Fuentes de la Guardia Civil explicaron que realizaron unos cuántos vuelos de reconocimiento hasta que localizaron el vehículo de los desaparecidos en las inmediaciones de la entrada al barranco Cueva Cabrito. En un primer momento, no hallaron a los excursionistas. Posteriormente, tras un rastreo por la zona localizaron a los seis hombres en el cauce en el que desemboca, en el de Balcés.

La Subdelegación de Gobierno en Huesca informó que debido a la complejidad de la evacuación, los agentes utilizaron la grúa del helicóptero para sacar del cauce a los barranquistas. Posteriormente, fueron trasladados hasta el campin de Rodellar en el que se alojaban y que visitan, con el grupo de espeleología, todos los años por estas fechas para disfrutar de los barrancos de la Sierra de Guara.

"Estaban muy agradecidos a la Guardia Civil por el rescate", comentó Fina Cortés, de dicho establecimiento, quien añadió que los seis barranquistas relataron sus vivencias tras regresar al campin el miércoles por la tarde. "Pasamos frío, pero miedo no", insistó Cortés que narraron los seis excursionistas a los que sorprendió la crecida del barranco de Balcés.

Según Cortés, el cauce que ellos habían elegido, el de Cueva Cabrito, "es un cañón muy bonito y ahora está bien porque en verano hace mucho calor para bajarlo porque lleva muy poca agua". Sin embargo, desemboca en los estrechos de Balcés (Bierge), cuyo cauce debido a las lluvias de los últimos días baja bastante crecido. Los deportistas deberían haber remontado un tramo de este último para salir a la carretera, pero les fue imposible por la abundante agua que llevaba. La Subdelegación, por su parte, pide extremar las precauciones a todos los deportistas.

Etiquetas