Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

"En esta ciudad hace falta gente con coraje para hacer párquines y peatonalizar el Coso"

A sus 36 años, encara un segundo mandato al frente de la entidad. No suele alzar la voz en los medios, pero no duda en hacerlo para reivindicar un centro comercial peatonal y con más aparcamientos.

Daniel Ramírez consiguió ayer un apoyo mayoritario en las elecciones de la asociación.
"En esta ciudad hace falta gente con coraje para hacer párquines y peatonalizar el Coso"
JAVIER BLASCO

No se ha presentado ningún otro candidato a presidente. ¿Lo ha hecho muy bien o faltan ganas de estar en esa primera línea?

No sé. La verdad es que por una parte sí que me hubiera gustado que hubiera habido más participación, que es lo que más se echa en falta en estas asociaciones.

Llevan ya muchos años rondando los 400 socios. ¿Cuesta mucho superar esa barrera?

Es verdad que el goteo de nuevos socios es lento porque quizá no se conocen las ventajas que conlleva, que son muchas, pero también somos una de las ciudades con mayor porcentaje de asociados.

¿Sigue teniendo ilusión para estar otros cuatro años al frente?

Sí porque en la actual junta todavía no hemos llegado a ese punto de tener que dejar la responsabilidad por estar ya muy saturados. Por el contrario, creo que la junta está todavía muy fresca y podemos dar mucho para desarrollar los proyectos a corto, medio y largo plazo que tenemos en mente.

¿Ha habido cierres de comercios o grandes descensos de ventas por la crisis económica?

Hay menos dinero en circulación y eso se traduce en menos visitas a los comercios y en un descenso de las ventas. No obstante, el comercio oscense está aguantando y no hemos notado hasta ahora un aumento de las bajas por cierre.

¿Es suficientemente reivindicativa la asociación?

Yo opino que hay dos maneras de hacer las cosas. Una es salir en los medios de comunicación gritando y otra hablar con las personas que toman las decisiones y tratar de convencerles de lo que es bueno para la ciudad, que es la mía y que creo que es más efectiva.

¿Son buenas sus relaciones con el ayuntamiento y la DGA?

Sí. Siempre nos gustaría tener más apoyo económico porque tenemos muchas ideas a las que solo les falta presupuesto, pero ellos también están notando la crisis.

¿A qué ciudad envidia por su modelo urbanístico y comercial?

Teruel ha sabido aprovechar muy bien los fondos europeos para hacer un centro comercial muy potente y que ha sido premiado, pero hay otras muchas. Huesca es de las pocas ciudades donde no se ha mejorado nada ese aspecto.

Uno de los objetivos a medio plazo sigue siendo tener un parquin céntrico para el comercio.

Sí, aunque ahí la asociación no tiene poder de ejecución. A mí se me cae el alma cada vez que viajo y voy a una ciudad más pequeña, igual o más grande que Huesca y veo que tiene párquines y un centro peatonal y que además funciona. Y eso es algo a lo que esta ciudad tiene que poner remedio ya.

Además, en estos últimos años se han perdido muchas plazas de aparcamiento en el centro.

Así es. En esta ciudad parece que vamos al revés y un ejemplo fue la remodelación de López Allué.

¿Qué le ha parecido la decisión del ayuntamiento de desechar la opción de Ramón y Cajal por posibles restos arqueológicos?

Ha sido una oportunidad perdida, igual que ocurrió en su día con la plaza de Navarra. A lo mejor no es el mejor momento de emprender una obra tan importante, pero lo que no lleva a nada es decir que como a lo mejor sale algo, no vamos a tocarlo. Igual no merecen la pena los restos y en caso de que sí, se podrían poner en valor. Aquí hay muchas rotondas para poder adornarlas con piedras antiguas.

Ahora la apuesta es el parquin de San Antonio. ¿Cree que lo verá abierto antes de que finalice su nuevo mandato de cuatro años?

No lo sé. Acabar este mandato del ayuntamiento sin tener un parquin en marcha sería un fracaso y al final parece que va a ser así. Si por mi fuera, ya estaría las máquinas trabajando allí hace años.

En 2011 hay elecciones y volverá a salir la promesa de peatonalizar el Coso. ¿Se la creerá esta vez?

Lo bueno de Huesca es que no se tiene que pensar mucho para hacer un programa electoral, basta con coger el de hace cuatro años y volver a prometer casi lo mismo porque los grandes proyectos van muy despacio. En 2011 volveremos a pedir lo mismo y volveremos a tener las mismas reuniones con los partidos políticos. En esta ciudad hace falta gente con coraje y con ganas de hacer cosas.

El último gran proyecto es reabrir el mercado. ¿Lo ve viable?

Yo lo veo como una fotografía de lo que es Huesca, que tenemos algo, lo cerramos y luego lo tenemos que reabrir cuando ya no hay espacio ni es el mejor momento económico. Al final, todo dependerá del modelo y la ubicación.

Etiquetas