Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

almudévar

Desde Ubrique hasta Milán y París haciendo escala en la Feria de Comercio de Almudévar

Cerca de 100 expositores han participado en la XV edición del certamenLa novedad de este año ha sido la presencia de varios puestos de marroquinería llegados de Cádiz.

La feria de Almudévar estuvo muy concurrida el domingo por la mañana.
Desde Ubrique hasta Milán y París haciendo escala en la Feria de Comercio de Almudévar
R. GOBANTES

Quesos, ropa, repostería, jamones, libros, espejos, antigüedades...Y un sinfín de productos se han puesto a la venta en la XV Feria de Almudévar celebrada durante este fin de semana y por la que han pasado más de 10.000 visitantes. En el conjunto de la oferta, con casi 100 expositores, ha destacado, por su novedad, la marroquinería de Ubrique (Cádiz). Los artesanos de esta población no dudaron en recorrer los 944 kilómetros que hay hasta la localidad altoaragonesa para demostrar que Ubrique es más que el apodo de un torero y hasta aquí trajeron un auténtico muestrario de cinturones, llaveros, carteras y bolsos.

El público que desde el viernes hasta ayer se acercó al polideportivo de Almudévar, donde desde hace dos años se instala la feria, han tenido al alcance de su mano y de su bolsillo casi los mismos modelos sobre los que grandes firmas de la moda italiana, francesa y española estampan sus logos, pero a otro precio. Los marroquineros de Ubrique estaban tan contentos con los resultados que han anunciado su intención de volver al año que viene.

Así lo indicó Rafael Oliva, concejal de Fiestas de Almudévar, quien también indicó que junto a estos artesanos de la piel han estado en la feria expositores de Extremadura y todo Aragón, con especial presencia del comercio de la localidad, que es la razón de ser del certamen. "El Ayuntamiento tiene mucho interés en que esta feria funcione porque su objetivo es dar a conocer los servicios y la actividad de nuestra población", señaló Oliva.

Hilanderas y 'gateaux'

Otro de los elementos clave en la Feria de Almudévar son las hilanderas, un grupo de mujeres ataviadas a la antigua usanza que el sábado hicieron una demostración del oficio consiguiendo finas hebras a partir de los copos de lana. El público siguió con atención todo el proceso. La imagen de las hilanderas en este certamen es habitual e imprescindible. "Son el 'alma mater' de nuestra feria", afirmó el concejal. "Estas mujeres han estado por toda España y llevan el nombre de Almudévar por todos lados", añadió.

La presencia de las hilanderas ha sido requerida también en la Feria de las Tradiciones que se celebrará en agosto en el valle de Louron (Francia). Una representación de este valle ha estado en Almudévar mostrando las excelencias de su 'gateau' (pastel) gracias a un proyecto de cooperación transfronteriza.

En sus últimas ediciones la feria también ha dado cabida a la oferta de turismo rural de la zona en colaboración con la Comarca de la Hoya y la Asociación de Desarrollo ADESHO, que participan con un 'stand' donde se encuentra una amplia y variada oferta de turismo en casas rurales, tanto de Huesca como de otras provincias.

Como muestra de los atractivos de la zona, muchos de los visitantes de la Feria de Almudévar realizaron una ruta turística por la población. Los participantes en el taller de empleo de Ocio y Tiempo Libre hicieron de guías para quienes decidieron coger el tren urbano y conocer el pozo de hielo, el museo de Interpretación del Vino, el Museo Parroquial, la ermita de la Virgen de la Corona la fuente de Santo Domingo o la Cruz del Pilar.

Y quienes ayer domingo eligieron no salir del recinto pudieron escuchar a los dulzaineros de Ayerbe.

Etiquetas