Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

TERCERA DIVISIÓN

Última batalla

El Fraga debe derrotar al Ejea y esperar que sus rivales en la lucha por abandonar los puestos de descenso no hagan bien las cosas. Una carambola difícil, pero no imposible.

Imagen de archivo de un partido del Fraga.
Última batalla
RAFAEL GOBANTES

El Fraga tiene hoy su última oportunidad para mantener la categoría. Los bajocinqueños vana salir a por todas ante el Ejea pero no solo dependen de sí mismos ya que además de ganar deben esperar que no lo hagan los equipos que le preceden en la clasificación.El rival, sin duda, no les va a poner las cosas fáciles, aunque cuentan a su favor el hecho de que los zaragozanos ya estén clasificados para el 'play off' de ascenso. El calendario les perjudica en esta última jornada, pero Mariano Ferrer confía en que sus chicos se van a exprimir al máximo en Luchán. "Sabemos que el Ejea es un equipo superior aunque no se jueguen ya nada. Nos favorece el que ya estén clasificados, pero nuestra obligación es ganar sin mirar si tenemos enfrente un equipo u otro. Solo así podemos esperar el milagro", explica el entrenador.

De los equipos inmersos en el descenso, el Fraga y el Mallén son los que se enfrentan a los rivales más complicados. "Ganar al Ejea no será sencillo, además casi todos los equipos con los que nos jugamos el descenso se enfrentan a rivales que no se juegan nada por lo que seguro que salen menos motivados y eso puede ser un punto en nuestra contra", recalca.

Ferrer considera que el Fraga no se merece estar donde está ya que han sido problemas extradeportivos los que han provocado que el equipo no haya rendido durante la segunda vuelta igual que la primera. "Hicimos una primera vuelta muy buena, incluso creímos poder aspirar a estar entre los mejores hasta el final, por lo que me da rabia haber llegado a esta situación tan complicada. Si descendemos no lo considero justo, pero aun no hemos descendido. Aunque lo cierto es que tendríamos que haber hecho los deberes mucho antes, si logramos ganar al Ejea puede pasar cualquier cosa", concluye.

Tendrían que darse muchos resultados a favor de los intereses de los fragatinos, pero en una última jornada llena de nervios y tensión como va a ser la de esta tarde es imposible prever lo que pueda ocurrir.

Despedir con victoria

En el resto de partidos con equipos altoaragoneses implicados queda muy poco en juego a estas alturas de temporada.

El Atlético Monzón recibe al Mallén con la intención de lograr esos 81 puntos a los que aspiran, aunque esta última victoria no sea suficiente para lograr el objetivo de alcanzar la cuarta plaza mientras el Sabiñánigo intentará lograr un último triunfo ante el Villanueva aunque los de Coque Culebras ya tienen asegurado su puesto en la Copa Federación.

El Sariñena y el Barbastro, por su parte, juegan en los campos de Tauste y Calatayud respectivamente por lo que tendrán enfrente a dos equipos necesitados de puntuar ya que todavía peligran las posibilidades de descenso de los dos conjuntos zaragozanos.

Homenaje a los jóvenes

El Jacetano no ha podido llegar con opciones a esta última jornada. Su derrota el pasado domingo en Teruel les castigó a ocupar un puesto en Regional Preferente por lo que el resultado en el partido de hoy va a quedar en segundo plano. El entrenador local Chemi Sobrevía va a dar un pequeño homenaje a los chavales que jugaron en Pinilla. "Tuvimos que ir a Teruel con un equipo de circunstancias y todos los chavales vinieron sin poner ningún tipo de pega. Por eso queremos hacerles el homenaje de que puedan debutar todos en Tercera. Les hará ilusión poder jugar en casa", explica Sobrevía.

Etiquetas