Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

ANIVERSARIO

El amor regresó a Plan 25 años después

Con el presentador televisivo Jaime Cantizano como estrella invitada, Plan celebró ayer una gran boda para conmemorar el 25 aniversario de la primera caravana de mujeres.

Jaime Cantizano, en el centro, con las parejas que festejaron ayer en Plan sus bodas de plata.
El amor regresó a Plan 25 años después
MAMEN PARDINA

Con el presentador televisivo Jaime Cantizano como estrella invitada, Plan celebró ayer una gran boda para conmemorar el 25 aniversario de la primera caravana de mujeres. Las siete parejas que se conocieron hace un cuarto de siglo subieron al escenario para ser entrevistados como si se tratara de un programa del corazón. Además de la gran expectación que causó el popular periodista, los auténticos protagonistas se emocionaron en los diferentes actos y recibieron regalos de las Denominaciones de Origen Vinos del Somontano y el Jamón de Teruel.

"La realidad siempre supera lo que ocurre en televisión", matizó Cantizano quien hizo subir a las parejas tras el banquete para preguntarles por sus historias de amor. "En realidad, ¿pensaste que la historia terminaría así cuando conociste a tu actual marido?", preguntó el presentador a Mari Carmen Castillo, quien respondió que con tan sólo 19 años no pensaba mucho y todavía menos iba buscando marido pero gracias a la caravana conoció a Iván Piniés. Y aunque ninguno de los dos vivía en Chistau, era su lugar de vacaciones. Parejas como Mariano y Ángeles, José y Maxi se casaron ese mismo año, el de la primera caravana. Más tarde vendrían la de José y Loli, y la de José y Angelita, todos ellos residentes en el valle. Otras se marcharon o viven entre Cataluña y Plan, sin perder el nexo con el lugar que les concedió el amor. Elsa y Miguel estaban encantados de volver a Plan ya que viven en Jaca. "Vine de Gijón con unas amigas porque nos hizo mucha gracia y nos lo pasamos genial y allí conocí a Miguel que trabajaba de forestal", explicó ella. "¿Tan desesperados estaban los hombres de Plan?", proseguía el presentador que convirtió el polideportivo de la localidad en un plató televisivo.

El evento estuvo patrocinado por la Denominación de Origen del Somontano dentro del año de su 25 aniversario y regaló una gran botella de 18 litros de vino a las parejas. Su presidente, Mariano Beroz, puntualizó la contribución familiar y económica de ambos hechos, que permitió a mucha gente seguir viviendo tanto en Sobrarbe como en el Somontano.

El alcalde de la localidad, José María Fantova, entregó el lote de regalos donde se incluía el audiovisual realizado con motivo del aniversario "Plan 25" y un jamón de Teruel, que también celebraba su 25 cumpleaños. Él mismo fue partícipe de la preparación de las diferentes caravanas y recalcó que "fue muy arriesgado porque no sabíamos cómo iba a salir". Pero el éxito se demostró ayer con los más de 200 comensales los que acudieron posteriormente a la degustación del Jamón de Teruel y al baile nocturno. "Nuestra próxima caravana radica en nuestras comunicaciones, con la necesidad de un buen paso hacia el Valle de Benasque y el enlace entre Bielsa y las pistas francesas de Piau Engaly. "Y no queremos esperar otros 25 años", añadió Fantova.

Entre las autoridades invitadas no faltó Carlos García, el que fuera presidente de la Diputación Provincial de Huesca hace 25 años. "Estos jóvenes fueron perspicaces y valientes y en ese momento vimos que era importante apoyarles", declaró. De hecho, muchos recordaban que el polideportivo donde tuvo lugar el evento, se levantó gracias a la Caravana. A pesar de que el acto estuvo bañado de cierto "toque amarillista", los políticos no olvidaron que la caravana surgió por el problema de la despoblación que no sólo afectaba al Valle de Chistau sino a muchos pueblos de España de ahí el gran revuelo en los medios de comunicación que tuvo la noticia. "Entonces estábamos desbordados con la prensa", recordaba Luis Callau, el joven encargado de redactar el anuncio que se publicaría en HERALDO DE ARAGÓN.

El presidente de Sobrarbe, Enrique Campo, recordó los beneficios que había aportado a la comarca y que animó a muchos otros jóvenes a pedir matrimonio a sus novias, como fue su propio caso. "Perdimos el miedo a pedirles matrimonio y aquellos años posteriores a la caravana fueron los de más bodas en Sobrarbe".

Etiquetas