Despliega el menú
Huesca

TENSIÓN EN EL MUNICIPIO

La alcaldesa de Torres de Barbués denuncia por amenazas a un concejal de su grupo

La primera edil, del PP, le acusa también de intento de agresión e insultos. El implicado, que niega los hechos, tiene que declarar hoy.

Celsa Rufas, en una imagen de archivo.
La alcaldesa de Torres de Barbués denuncia por amenazas a un concejal de su grupo
HERALDO

La alcaldesa del municipio de Torres de Barbués y diputada provincial del PP, Celsa Rufas, ha denunciado por insultos, amenazas e intento de agresión a un concejal de su mismo partido, Víctor Castán. La primera edil, que afirmó que prefería no explicar el suceso al encontrarse bajo investigación, solo manifestó que se trata de un asunto "personal" y que lo ocurrido es "muy grave y delicado".

Por su parte, el concejal denunciado negó ayer "rotundamente" los hechos, especialmente, la supuesta agresión y confirmó haber recibido la llamada del cuartel de la Guardia Civil de Grañén, en el que la alcaldesa interpuso la denuncia y al que ayer acudieron a declarar los dos testigos de los hechos denunciados.

En concreto, se trata de dos concejales del grupo municipal del PP, que presenciaron la escena y cuyos testimonios resultarán determinantes. Según el testimonio del propio denunciado, que ha sido citado hoy en el cuartel, los hechos ocurrieron el pasado miércoles, día 28 de abril, en la puerta de acceso del Ayuntamiento de Valfonda de Santa Ana, pedanía del municipio de Torres de Barbués.

Alrededor de las 20.30, el concejal quiso acceder a una reunión en la que iban a participar ediles populares del municipio y a la que él no había sido convocado, ya que, según dijo, "la relación con la primera edil está muy deteriorada". En concreto, su objetivo, según explicó, era "exponer algunas de las reivindicaciones de los vecinos de Torres de Barbués, que de forma reiterada son ignorados". Entre los motivos de discrepancia, según Castán, están el cierre del único club social de la localidad. De acuerdo con su testimonio, el concejal popular intentó acceder a la reunión y la alcaldesa intentó impedirle el paso taponando la puerta de entrada. "En ningún momento, hubo agresión. De hecho, ella fue la que puso su mano sobre mi hombro y la que emitió una especie de quejido; al percatarme de lo que intentaba, di un paso hacia atrás y cejé en mi empeño", manifestó.

Por su parte, Celsa Rufas, rechazó ayer que a la reunión hubieran sido convocados todos los concejales del PP menos Castán y refutó las acusaciones vertidas por el presunto agresor sobre los problemas en la localidad y las reivindicaciones vecinales. "No hay más que darse una vuelta por Torres para comprobar las inversiones que se han realizado en esta pequeña localidad, precisamente en favor de sus vecinos". Rufas insistió en preferir no explicar lo sucedido y esperar a que la investigación depure los hechos denunciados.

El partido respalda a Rufas

El presidente provincial, Antonio Torres, confirmó ayer la denuncia". "En el partido éramos conscientes de las dificultades y diferencias de la alcaldesa con el concejal en la gestión local y manifestamos nuestra confianza, respaldo, simpatía y apoyo hacia Celsa Rufas y hacia el grupo municipal del PP", añadió. Con relación a la posible apertura de un expediente disciplinario al concejal denunciado, Torres dijo que "el partido, de momento, no ha tomado ninguna iniciativa disciplinaria interna. Si es preciso realizar alguna acción se hará en su momento".

La alcaldesa del municipio y el edil acusado volvieron a coincidir el pasado lunes, día 3, con motivo de la celebración de un nuevo pleno, en el que el resto de ediles fueron informados de lo ocurrido.

Etiquetas