Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Alaior logra frenar a los oscenses

El Lobe Huesca no pudo sentenciar la eliminatoria en el primero de sus partidos en Menorca y intentará hacerlo el próximo viernes. No bastó un enorme Stevie Johnson ante un equipo balear que firmó esta vez un gran partido y que por lo visto ayer parece que presenta su candidatura a llevarse esta batalla y puede llevar al límite la eliminatoria, forzando el quinto encuentro.

Sencillamente el mejor. El primer cuarto que se vivió ayer en Alaior fue, con diferencia, de lo más exquisito degustado hasta el momento. Los dos equipos estuvieron a un nivel propio de 'play off', con el Menorcarentals.com respondiendo a la evidente superioridad del Huesca como mejor sabe, a golpe de triple.

La mala noticia para el equipo de Huesca fue que su mejor hombre hasta el momento, el base Óscar Herrero, tuvo que abandonar momentáneamente la cancha aquejado de un golpe que le hizo cojear ostensiblemente el resto del envite. Precisamente fue en ese tramo, hasta su regreso, cuando el Alaior se puso por delante en un bonito intercambio de canastas. En cambio, lo mejor para los de Navarro fueron los ocho puntos y cuatro rebotes de Jonshon, que le dejaban al final del primer cuarto con 17 de valoración. Al final, 30-25, reflejo de lo visto sobre la madera.

De entrada, para el segundo cuarto, relax del Huesca acompañada de un arreón local que facilitó que el Alaior se fuera ocho arriba 38-30, en el mejor parcial para los de Víctor Pérez. Además, la entrada del pívot Miki García y el acierto de Guille Justo desde el 6´25 dieron el control a los locales. Por el Huesca, Johnson seguía a su ritmo, veintiseis de valoración al descanso, y tirando del carro visitante con doce puntos a sus espaldas. La batalla en el segundo cuarto la ganó el técnico local que supo frenar el alto ritmo del primer cuarto, que beneficiaba enormemente al Menorcarentals.com. El Alaior, desde el exterior, logró marcharse al descanso ampliando un poco más su ventaja 50-41.

Tras la reanudación, el Alaior fue mejor, encadenando dos canastas consecutivas, pero el Huesca esta vez no concedió ningún regalo más y cortó la racha local con un 0-7 que dejaba el partido 54-48, con tiempo muerto solicitado por Víctor Pérez. Cedió el mando de su equipo a Faner, que protagonizó algunos robos y contraataques que mantenían al Alaior por delante (64-57). El cuarto, finalmente, se quedó en las arcas locales, 68-61, y con el epílogo con todo el encuentro por decidir.

Los 40 puntos de valoración de Johnson hasta el momento, 19 puntos y 10 rebotes, eran el principal baluarte para los de Navarro, quienes se encontraron con un 6-0 de salida que aupó a 10 puntos al Alaior (74-64). Esa diferencia fue abriéndose con el paso de los minutos y el técnico del Huesca, pensando quizás en el cuarto partido, optó por sentar a Johnson. El Alaior se limitó a gustarse, como nunca, y logró estrenar su casillero en este play off, 93-81.

Etiquetas