Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONMANO

Arde la División de Plata

.

Bartolomé busca la posición ante la presión de Gerard Espigol, en el partido del pasado sábado.
Arde la División de Plata
JAVIER BLASCO

Obearagón juega el sábado contra el Almoradí, en la lucha por eludir el descenso

Huesca. Faltan dos jornadas para acabar y todo está abierto. Tanto por arriba como por abajo, las matemáticas entran en juego. El Obearagón Huesca necesita acortar un punto al Palma del Río para instalarse en la quinta plaza, pero no se puede despistar porque sigue empatado con el Teucro, que también olisquea la última plaza que da derecho a jugar la fase de ascenso a la Asobal.

El próximo fin de semana volverá a ser de intereses cruzados. Los de Txema Senosiain se enfrentan a un Almoradí que quiere huir del descenso. Tres plazas hay para el infierno, y tan solo una es segura. Hace tiempo que el Córdoba 2016 compró el boleto y Puente Genil, también tiene muchas papeletas. La tercera se la juegan el Almoradí y el Moguer, ambos con 17 puntos.

Por arriba, Puerto Sagunto sigue implacable y en la próxima jornada puede certificar su ascenso de categoría. Guadalajara empató el sábado en casa del Bidasoa por lo que no tiene la segunda plaza asegurada y tendrá que seguir remando para organizar la fase de ascenso. En la última jornada se mide con el Palma del Río, y por lo tanto, allí también 'jugará' el Obearagón.

Y si el próximo fin de semana, Obearagón se mide al Almoradí, el Palma del Río recibe al Moguer. La victoria de los de Senosiain es absolutamente necesaria porque, además, el Teucro recibe a un Villa de Aranda con nada en juego.

Del partido contra el Pozoblanco, las sensaciones son similares a las de enfrentamientos con parecido nivel. "Es más balonmano, con dos bloques similares en potencial, y sin hacer cosas extrañas. Hubo defensas duras, buenos ataques, circulaciones... Fue un partido vistoso", indica el técnico navarro.

Y es que cuando el Obearagón se ha medido a equipos construidos de forma similar, las cosas han ido mejor que contra escuadras de menos talla y peso. Por eso, ante el partido contra el Almoradí hay cierta prudencia. Su defensa abierta 3:3 casi hasta el centro del campo obligará a extremar las precauciones para evitar la pérdida de balones, y habrá que buscar la fórmula para jugar tranquilos. En la primera vuelta, Obearagón ganó ejerciendo un balonmano control que superó a un rival bien llevado por Feuchman y con la orden de su técnico de ahogar a Álvarez para estrangular la circulación del juego del Obearagón. El equipo de Senosiain ganó dejándose llevar y por mucho que ante el equipo altoaragonés se jueguen la vida y su pista sea una caldera, la calidad se deberá imponer. "Lo bueno es que dependemos todavía de nosotros, porque confío en que Palma se deje algún punto más", indica Senosiain.

El Obearagón vuelve hoy a los entrenamientos con la esperanza de que Marco Mira pueda estar ya en el siguiente compromiso al dejar atrás su lesión, y que Ibai Cano -vaya partidazo el del extremo el pasado sábado-, que se quedó fuera los últimos minutos contra el Pozoblanco por una contractura en un gemelo, se recupere.

El esfuerzo de la competición tras 28 partidos, empieza a pasar factura y allí juega a favor de los altoaragoneses la profundidad de su banquillo. El técnico navarro goza de numerosas variantes, tal como se pudo apreciar el sábado ante el Pozoblanco,

Senosiain no cree que el del sábado fue el mejor partido del Obearagón en esta temporada, aunque reconoce que igual sí el más completo de los disputados contra equipos que están arriba, junto a los jugados contra el Anaitasuna que terminaron en tablas.

Etiquetas