Despliega el menú
Huesca

ACCIDENTE

Muere ahogado un montañero al descender por el barranco de Liri en Castejón de Sos

El fallecido, F. E. G., de 49 años y vecino de Manresa (Barcelona), iba acompañado por otros dos barranquistas que resultaron ilesos.

HUESCA. Un barranquista murió ayer ahogado en el barranco Gordo de Liri, en el término municipal de Castejón de Sos. El fallecido, F. E. G, de 49 años y vecino de Manresa (Barcelona), descendía ayer por la mañana por las cascadas con otros dos compañeros D. G. S., de 28 años y vecino de San Salvador de Guardiola, y S. S. M., de la misma edad y vecino de Manresa, que resultaron ilesos. El Grupo de Montaña de la Guardia Civil (GREIM) de Benasque, que evacuó el cuerpo ya sin vida, investiga ahora las causas del accidente. No obstante, todo apunta a que se ahogó por la gran cantidad de agua que llevaba el barranco, tras una noche de intensas lluvias en la zona.

No es un barranco especialmente difícil, aunque ese punto está más cerrado porque forma un cañón. Sin embargo, ayer iba más crecido de lo habitual. En esto coincidieron tanto los guardias del GREIM como la alcaldesa de Castejón de Sos, María Pellicer, quien apuntó que constituye un descenso habitual de los aficionados a este deporte.

Los tres compañeros habían atravesado ya un barranco más pequeño que se encuentra más arriba y cruzaban el conocido como Gordo, cuando se produjo el accidente poco antes de las 12.00 en el que perdió la vida F. E. G.. Uno de los montañeros avisó al 112 SOS Aragón mientras salía del barranco y llegó hasta la carretera, donde casualmente se encontró con dos agentes de la Guardia Civil que acudieron en su auxilio. La carretera entre Castejón de Sos y Liri está muy próxima, puesto que hay un punto donde se cruzan y la calzada pasa por encima del barranco por el que bajaban.

No obstante, el montañero ya había fallecido y los guardias civiles solo pudieron ayudar a sacar el cuerpo sin vida del barranco mientras llegaban otros cinco miembros del GREIM de Benasque y el médico del centro de salud. Sus compañeros salieron ilesos, pero sufrieron una crisis de ansiedad tras presenciar la muerte de su amigo.

Los tres se habían desplazado desde Barcelona para pasar un fin de semana practicando deportes de montaña en el Pirineo. De hecho, llegaron el viernes y pasaron la noche en el albergue de El Run, localidad del mismo municipio.

El cuerpo del fallecido fue trasladado inmediatamente al depósito de cadáveres de Benasque, donde estuvo acompañado por los otros dos montañeros mientras se avisó a su familia, que se desplazó a la zona.

Accidentes en barrancos

Es el primer fallecido en un barranco en esta temporada que comenzó el pasado 19 de marzo con el inicio de actividades promovidas por las empresas de aguas bravas en los ríos de la provincia. Los últimos fallecidos mientras practicaban este deporte de montaña fueron en agosto del año pasado. El día 8 de agosto de 2009 una joven gallega de 23 años se ahogó en el río Gállego al volcar la barca en la que practicaba 'rafting'. Antes, el 13 de junio, dos barranquistas murieron por caídas en sendos accidentes ocurridos en Broto y Benasque. Por otro lado, el 16 de agosto, un joven de nacionalidad francesa perdió la vida cuando se estaba bañando en una poza de un barranco de la Sierra de Guara.

Etiquetas