Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONMANO

De pleno en la lucha por la quinta plaza

El Obearagón se mete en la pugna por un hueco en el 'play off' al ganar a Pozoblanco

Jorge Gómez, portero del Obearagón, se mostró ayer de nuevo muy acertado, parando varios lanzamientos de 7 metros.
De pleno en la lucha por la quinta plaza
JAVIER BLASCO

Saltó el Obearagón a pista con la urgente necesidad de conseguir los dos puntos y más después de saber que el Palma del Río acababa de perder ante el Almoradí . El triunfo significaba ponerse a un punto de la quinta plaza. Eso se notó desde un principio en la actitud de los jugadores que, sobre todo en defensa, demostraron que salían a por todas. El partido resultó en la primera parte muy igualado gracias en gran parte a la buena actuación de Gómez en portería que llegó a para dos lanzamientos desde la línea de siete metros. La mayor diferencia del periodo fue de dos tantos arriba para los cordobeses, quienes supieron aprovechar la exclusión de Decsi para colocarse 8-10. Los de Senosiain se conjuraron en un tiempo muerto y en dos minutos, con un tiro de 7 metros de Álvarez y un lanzamiento desde el extremo izquierdo de Marco Escribano, empataban el encuentro a diez tantos. Así se llegó al descanso. Se reanudó el partido con la igualdad como seña de identidad. No obstante, el Obearagón comenzó a funcionar a mayor revolución que el Pozoblanco a partir del minuto siete y con un Hiliuk, capaz de inventarse cuatro lanzamientos certeros y la buena y ruda defensa, los oscenses se ponían en el minuto 11 a cinco tantos de distancia (19-15). Pareció que le entraban las prisas a un Pozoblanco, que dejaba atrás los ataques largos. Los visitantes lograban recortar a tres la brecha abierta por los altoaragoneses (20-17), pero pronto reaccionó el Obearagón, que regresó a la barrera de cinco tantos de ventaja (22-17).

Tras un parcial 0-3 los andaluces metían el miedo en el cuerpo al Obearagón con un 23-21 a falta de cinco minutos. El fantasma de otros partidos comenzaba a sobrevolar por el Palacio. Dos robos en defensa de Hiliuk volvían a dar alas a los de Senosiain (24-21). A falta de 1.45, Pozoblanco se ponía a dos, para llegar a un solo tanto a falta de ocho segundos. Final emocionante, 25-24. Hay vida.

 

Etiquetas