Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Día de cuentas pendientes

El Huesca recibe al atractivo Cartagena en pos de una victoria que acerque la permanencia (18.00, Aragón TV HD)

Este Huesca-Cartagena nace con vocación de partido primaveral: dos equipos aseaditos, que gustan del buen juego y que saldrán al césped a por la victoria. Acude al Alcoraz uno de los aspirantes al salto a Primera, que lleva todo el año asido a las posiciones de privilegio y con nombres por los que da gusto desembolsar el precio de la entrada. Pero conforme se profundiza en los detalles del duelo aparecen cuentas pendientes que los azulgrana quieren saldar. Nubarrones. Primero, con el propio ‘Efesé’ tras la derrota de la primera vuelta. Luego, con el colegiado Hevia Obras, que se lució en los inolvidables últimos minutos de la reciente visita al campo del Levante.

Altoaragoneses y cartageneros se han esforzado durante la temporada para espantar ese tópico de la Segunda División que habla del fútbol primitivo. Como el Inter del Camp Nou, pero a escala humilde. Con todos los matices que se quiera, claro, cuando se encara el momento final del curso y triunfan los planteamientos dignos de un Maquiavelo de los banquillos. En busca de esa chispa, el Huesca asume ese compromiso de reconciliarse en la victoria con la afición, que pudo marcharse decepcionada tras la anterior derrota ante el Recre y el empate con el Córdoba.

Los de Calderón han transfigurado su trayectoria. Lejos de casa se han enseñado eficaces y hasta mandones. Le aplicaron al Hércules una lección de orden y pegada y se movieron por Albacete de manera insospechadamente cómoda. Toca ganar en El Alcoraz y acercar un poco más la permanencia. Decía ayer el centrocampista Lluís Sastre que valdría con ocho empates en los compromisos que restan. Así es, pero cualquiera apostaría todo al azul y grana de la tranquilidad mucho más temprana. Al ‘14’ de Gilvan, el ‘18’ de Mikel, el ‘30’ de Doblas o al ‘10’ de Camacho, que regresa tras su castigo.

El míster hará girar la ruleta con presumibles cambios en la alineación. Calderón podría devolverle un sitio en la delantera al mulo Moisés después de que se haya recuperado por completo de sus problemas físicos. Entraría en el lugar de Rodrigo, quien no ha respondido hasta el momento a las oportunidades que se le han otorgado. Debido a la lesión de Neru, que apenas se ha entrenado, y las molestias de Robert, la zaga podría presentar los mismos nombres del Carlos Belmonte o bien la novedad de Juanma para que Mikel Rico regrese a la media punta. Está por ver si el gaditano mantiene el 4-3-3 o vuelve a postulados pretéritos.

Al Cartagena -que llegó en avión a Zaragoza- se le puede aplicar el subtítulo de equipo grande pese a su juventud (fundado en 1995 tras varias vidas) y con los principales avales de su plantilla y su trayectoria. A las órdenes de JIM (Juan Ignacio Martínez, ex de Salamanca o Albacete) mantiene el sueño vivo de convertirse en el nuevo Villarreal del fútbol español. Saben que, para ello, no pueden fallar del mismo modo que conocen la suerte de otros conjuntos poderosos en El Alcoraz. La suerte les sonrió en la primera vuelta con ese gol legal anulado a Víctor a los pocos segundos de que arrancase el compromiso y el tanto en propia puerta de Rubiato. Los blanquinegros no podrán contar con el defensa Cygan -tampoco estuvo en la ida-, el centrocampista Lafuente ni con el delantero Víctor, por lesión. Tres pilares para un bloque en el que asustan el aragonés Longás, los experimentados Toché y De Lucas y el ex madridista Balboa.

Etiquetas