Despliega el menú
Huesca

CINCA MEDIO/LA LITERA

Fomento estudia ofrecer a Alosa que gestione la línea de tren Monzón-Lérida

Así lo transmitió en una reunión con UGT, que pedía ampliar la red de cercanías catalana.

huesca. El Ministerio de Fomento planea poner en marcha una experiencia piloto a nivel nacional que supondría la supresión del transporte de viajeros por carretera entre Monzón y Lérida para potenciar los servicios ferroviarios, que dejaría de gestionar Renfe en favor de Alosa, la actual concesionaria de la línea de autobús. Así lo comunicó ayer la secretaria de Estado de Transportes, Concepción Gutiérrez, a los representantes de UGT de la zona oriental del Alto Aragón y de Lérida durante la reunión que mantuvieron en Madrid.

La cita había sido solicitada por la organización sindical para plantear al Ejecutivo central la posibilidad de prolongar hasta la estación de Binéfar y la Río Cinca de Monzón la red de trenes de cercanías de la Generalitat, una de cuyas líneas está previsto que llegue hasta Almacellas, a apenas cuatro kilómetros del límite de las provincias de Huesca y Lérida. Esta propuesta está respaldada por los ayuntamientos de Monzón, Binéfar, por el Alto Aragón, así como por las poblaciones catalanas de Almacellas y Lérida.

No obstante, la secretaria de Estado puso sobre la mesa un proyecto alternativo que UGT ve a priori con buenos ojos. El primer paso, según se acordó en el encuentro de ayer, será realizar un estudio para conocer la demanda real y las perspectivas de uso futuro del transporte público, tanto por tren como por carretera, en el corredor de Monzón a Lérida.

En función de los resultados, la secretaria de Estado mostró su "disposición a poner en marcha una experiencia piloto que sumaría los flujos de viajeros" que utilizan el tren y el autobús, explicó el secretario de UGT en el Cinca Medio, Juan José Santiesteve, que asistió al encuentro junto con su homólogo de Lérida, los secretarios generales de Transportes del sindicato en Aragón y Cataluña, y la diputada montisonense Teresa Villagrasa.

Así, siempre que el informe avale la rentabilidad, se pretende eliminar el transporte por carretera con el fin de que el tren absorba toda la demanda y se pueda ampliar el servicio, cuya gestión pasaría a Alosa, que se convertiría en operador de ferrocarril. "Este sería el primer paso de cara a la futura liberalización del transporte ferroviario en España, para extenderlo luego a otras zonas", indicó Santiesteve.

"Si Alosa no quisiera entrar en este proyecto experimental, Fomento tendría que abrir la puerta a otros operadores que pudieran estar interesados", comentó Santiesteve, quien valoró el "interés" mostrado por la secretaria de Estado para mejorar la situación actual.

De momento, Concepción Gutiérrez se comprometió a convocar después de Semana Santa una reunión con el presidente de Renfe, Teófilo Serrano, y el director general de Alosa, Pablo Martín Retortillo, en la que también estaría presente UGT. Allí se trasladará a ambas empresas la propuesta.

"Inicialmente descartan nuestra idea, pero creemos que esta solución puede ser satisfactoria", añadió Santiesteve, que espera que haya "avances importantes" en este sentido en dos meses.

A corto plazo, Gutiérrez también anunció que se analizará la posibilidad de adecuar los horarios de los actuales servicios regionales para mejorar las conexiones con el AVE que une Lérida con Madrid.


Etiquetas