Despliega el menú
Huesca

BIENES SACROS

La juez de Huesca ve indicios de delito en la actuación del obispo de Lérida

Ha pedido al fiscal un informe sobre la competencia territorial para investigar los hechos

La titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Huesca ve indicios de delito en la actuación del obispo de Lérida, Joan Piris, al que los ayuntamientos de Berbegal y Peralta de Alcofea acusan de apropiación indebida por negarse a devolver tres piezas de arte sacro procedentes de sus parroquias que se encuentran en depósito en Cataluña y que fueron reclamadas el pasado enero por el entonces prelado oscense, Jesús Sanz. Así lo asegura en un auto la jueza encargada de instruir las diligencias por las dos querellas criminales contra Piris que han presentado en los últimos días ambos consistorios.

En el escrito, con fecha del pasado martes, la magistrada señala que los hechos a los que se refieren las dos denuncias "hacen presumir la posible existencia de una infracción penal". En cualquier caso, "no estando determinadas la naturaleza y circunstancias de tales hechos ni las personas que en ellos han intervenido -añade-, es procedente (...) instruir diligencias previas y practicar aquellas esenciales encaminadas a efectuar tal determinación".

Pero antes de decidir si admite o no a trámite las querellas, la juez ha pedido a la Fiscalía que redacte un informe sobre la competencia territorial de este órgano judicial para conocer de los hechos que las motivan. De este modo, la magistrada quiere asegurarse de que es en Huesca donde deben instruirse las diligencias, y no en Lérida, donde se encuentran actualmente las tres obras reclamadas: el frontal de El Salvador de la colegiata de Berbegal, la tabla de San Pedro y la Crucifixión de Peralta y la portada de la antigua iglesia de El Tormillo (núcleo dependiente del Ayuntamiento de Peralta de Alcofea).

En este sentido, el abogado de los demandantes, Jorge Español, se mostró "convencido" de que es el juzgado de la capital oscense el que debe entender del caso, puesto que "la entrega de los bienes se ha de hacer en Huesca y no en Lérida, es el obispo de allí el que tiene que trasladar las piezas a Huesca, y no el de Huesca el que vaya a buscarlas". Si finalmente se determinase que debe ser un juzgado catalán el que se haga cargo de las diligencias, Español ya ha anunciado su intención de recurrir esa hipotética decisión ante la Audiencia de Huesca.

El dictamen del fiscal, que en último término no es vinculante, podría estar listo en pocos días. Una vez que la jueza lo reciba, decidirá admite a trámite las querellas o bien se inhibe en favor de un juzgado de Lérida.

También deberá estudiar si estima la solicitud de los ayuntamientos afectados de ordenar al Grupo de Patrimonio Histórico de la Guardia Civil que proceda al "inmediato secuestro" del frontal de Berbegal y de la tabla de Peralta (ambos depositadas en el Museo Diocesano y Comarcal de Lérida), así como a "desmontar y retirar de la iglesia de San Martín la portada de la vieja iglesia de El Tormillo", para dejarlos "en depósito judicial" en el Museo Diocesano de Huesca.

Etiquetas