Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

El Ayuntamiento apoya la iniciativa de los barrios para crear caminos escolares

Los colegios y las asociaciones de padres de Huesca respaldan la propuesta de la Federación Osca XXI, que facilitaría que los niños más mayores fueran solos a clase.

Varios niños con sus madres en un paso de cebra cerca del colegio de Sancho Ramírez.
El Ayuntamiento apoya la iniciativa de los barrios para crear caminos escolares
rafael gobantes

El Ayuntamiento de Huesca, a través del área de Movilidad, mostró ayer su disposición a trabajar codo a codo con la Federación de Barrios Osca XXI para diseñar itinerarios peatonales o semipeatonales que faciliten el acceso de los niños a los colegios. La entidad vecinal hizo esta propuesta en el marco del Plan Urban y siguiendo el ejemplo de los caminos escolares experimentado en otras ciudades españolas. También los colegios y las APA ven con buenos ojos la idea.

 

"No podemos hacer una ciudad totalmente peatonal, pero sí adoptar medidas que faciliten el tránsito para que los niños vayan andando al colegio", declaró el concejal de Movilidad, José Manuel Ballarín, que ya ha mantenido algún encuentro informal con representantes vecinales. El edil es partidario de implicar a otros sectores, como el comercio, y dijo que se va a trabajar para concretar la propuesta.

 

En Barcelona, los itinerarios establecidos para guiar a los niños a la escuela cuentan con el apoyo de los comerciantes. Los menores saben que pueden pedir ayuda en las tiendas señaladas con un adhesivo verde. La capital catalana empezó en 1999 y hoy dispone de 47 itinerarios en funcionamiento o estudio. También existen en la Comunidad Valenciana, donde incluso están subvencionados por el Gobierno. En estas iniciativas se implican los centros escolares, las asociaciones de padres y los ayuntamientos.

 

En el caso de Huesca, la Federación de Barrios lo ha planteado en seis colegios incluidos en el mapa del Plan Urban o zonas limítrofe: Salesianos, Santa Ana, El Parque, Pío XII, San Vicente y Sancho Ramírez. Cada centro requeriría de un estudio pormenorizado, pero ya existen protocolos sobre la metodología a aplicar para hacer posible que niños de 9 y 10 años vayan solos. Los expertos recomiendan instalar señales horizontales en el camino, cambiar los tiempos de los semáforos o controlar el estacionamiento de coches en el entorno. A esto se añadirían planes para peatonalizar calles o limitar la velocidad.

 

Los centros escolares aplauden cualquier medida que facilite que los niños vayan andando. El director del Sancho Ramírez, Tomás Pérez, asegura que el pasillo peatonal en su colegio ha sido "un gran logro", aunque se trate de una medida provisional. Afirma que existe un itinerario improvisado para cruzar desde Torre Mendoza por la calle de Ramón J. Sender, donde la Policía vigila los pasos de cebra. "Los padres saben que, aunque no acompañen a sus hijos, alguien los ayudará a cruzar". Según Pérez, casi todos los alumnos de 5º y 6º van solos.

 

Salesianos convive con el tráfico: situado entre dos calles muy transitadas, soporta además las aglomeraciones de los coches de los padres, pues como centro concertado

recibe alumnos de todos los barrios de la ciudad. Ramón Lafarga, su director, considera "interesante" la propuesta, pero es consciente de las dificultades de peatonalizar determinadas calles. Para él, "es importante que mentalicemos a los críos de que es mejor ir a pie, saludable para ellos y sostenible para todos".

Etiquetas