Despliega el menú
Huesca

DETERIORO DEL CASCO VIEJO DE HUESCA

El Plan de Mejora Urbana de los Cosos lleva 12 años paralizado

El desalojo de dos edificios por un derrumbe junto al solar de Casa Vilas saca a la luz el deterioro de la arteria principal de la ciudad. Muchos inmuebles están por rehabilitar y en algunos la ruina es evidente desde la calle

La esquina del Coso Bajo con Goya ofrece una imagen lamentable
El Plan de Mejora Urbana de los Cosos lleva 12 años paralizado
JAVIER BLASCO

Es el escaparate de Huesca, su avenida más popular y más simbólica, pero las imágenes de los edificios afectados por un derrumbe en el Coso esta semana más bien parecían fotografías de un suburbio: edificios descarnados junto a un solar, el de Casa Vilas, lleno de maleza y con agua embalsada entre las ruinas arqueológicas. La caída de un muro y el corrimiento de tierras en la fachada trasera del número 31, que mantiene desalojados dos bloques, ha vuelto a poner de manifiesto el deterioro que sufre la principal vía comercial y punto de encuentro de la vida ciudadana.

 

Representantes vecinales, comerciantes y arquitectos reivindican que de una vez por todas se acometa el Plan de Mejora Urbana de los Cosos, que se paralizó en 1998. El Ayuntamiento se comprometió hace un año a retomarlo "a la mayor brevedad posible" y en todo caso "comenzando los trabajos en 2009", pero no se han producido avances.

 

La presidenta de la Asociación de Vecinos del Casco Viejo, Susana Oliván, cree que "no existe voluntad política" para llevar a cabo una acción de planificación integral porque que las prioridades están puestas en otras partes de la ciudad. Por su parte, el responsable de la Asociación de Comerciantes, Daniel Ramírez, comenta que las cosas son "manifiestamente mejorables" y recuerda la eterna reivindicación del gremio para peatonalizar la calle, lo que obliga a mejorar la fachada. "Hay propietarios que no mantienen las casas, pero no sé qué papel puede jugar el Ayuntamiento. Se abandonan para luego declararlas en ruina y poder tirarlas". Lo siguiente, dice, es un solar que se queda años sin construir y ésta "no es la mejor imagen del Coso".

 

Y es que la avenida está salpicada de edificios que necesitan algo más que una capa de pintura. En el Coso Bajo, más deteriorado que el Alto, solo hay dos inmuebles cubiertos de andamios que anuncian su rehabilitación. Se han reformado otros en los últimos años, pero todavía queda mucho por hacer. Paradigma del abandono es la esquina del Coso Bajo con la calle de Goya, donde hay cuatro casas pendientes de reforma desde 2002. Los balcones y las ventanas abiertas parecen invitar a que entre la ruina.

 

La trama del Coso Bajo tiene además dos heridas abiertas en forma de grandes solares, el de Casa Vilas, donde se produjo el derrumbe, y el Luces de Bohemia. El primero lleva casi ocho años esperando que empiecen las obras, entre litigios y excavaciones arqueológicas. El número 8 del Coso Bajo, donde estaba el bar Luces de Bohemia, quedó exento hace dos años y desde entonces una valla oculta la suciedad y la presencia de ratas, denunciada por vecinos y viandantes. Al lado, el inmueble de las Nuevas Sederías también ofrece una imagen de total abandono.

Solo un diagnóstico

Entre 1996 y 1998, el estudio de arquitectos Corvera-Hernanz se encargó de dar el primer paso del Plan de Mejora Urbana de los Cosos realizando fichas de todas las propiedades y una propuesta de ordenanza para aunar criterios de actuación en las fachadas. Pero no se fue más allá. La iniciativa, que nació a raíz de una propuesta de CHA, se resucitó en 2009 con otra moción. Todos los grupos estuvieron de acuerdo en elaborar un Plan Especial de Reforma Integral del Coso, comenzando los trabajos ese mismo año. En paralelo se abordaría un plan para mejorar la movilidad urbana .

 

"A fecha de hoy, de todo esto, cero patatero. Mientras, los Cosos siguen languideciendo", denuncia el portavoz de Chunta, Miguel Solana. El plan se quedó en un diagnóstico y, a su juicio, pese a tratarse de la artería ciudadana por excelencia, "no es una prioridad para Elboj". Su puesta en valor debe pasar, añade, por rehabilitar los edificios, pero también por ensanchar las aceras o evitar imágenes como la de los contenedores apiñados junto a los escaparates.

Propuesta de los arquitectos

El Colegio de Arquitectos se plantea proponer en la próxima Comisión de Participación del Plan Urban incluir la mejora de los Cosos en los proyectos financiados con fondos europeos. El arquitecto Ángel Crespo recuerda que se trata "del núcleo de la vida ciudadana". Las dos calles conforman un eje "muy heterogéneo" y adolecen de "un tratamiento global". "Hay que ponerse manos a la obra de una vez por todas para actuar, porque hay edificios magníficos que se caen a pedazos", añade, y pone como ejemplo la esquina del Coso Bajo con la plaza de Santo Domingo. Crespo recuerda que la ley obliga a mantener los edificios y los solares en condiciones de decoro, ornato y seguridad pública, pero reconoce las limitaciones del Ayuntamiento, que a veces tienen que pleitear con los particulares por la ruina de un inmueble. Otros profesionales del sector inciden en que resolver todos los trámites administrativos, y más cuando se trata de actuaciones en el casco histórico, puede ser "un calvario".

Etiquetas