Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Vecinos del solar del Coso denuncian grietas y olores

Propietarios de los inmuebles que rodean la parcela donde hubo un derrumbe se reúnen para estudiar acciones conjuntas

Ayer se acabó de achicar el agua en el solar
Vecinos del solar del Coso denuncian grietas y olores
JAVIER BLASCO

Los vecinos del Coso Bajo que viven junto al solar donde el pasado día 5 se produjo un derrumbe han denunciado la aparición de grietas en algunas viviendas y la existencia de mosquitos y malos olores derivados del embalsamiento de agua entre los restos arqueológicos de la parcela sin edificar. "El agua se encharca, hay mosquitos y malos olores", comentó Jesús, uno de los propietarios de las casas que rodean el terreno. A esta denuncia se suma la de algunos de los desalojados el día 5 de enero, que aseguraron tener grietas en sus casas.

 

Han pasado ocho años desde el derribo del primer edificio en el solar conocido como de Casa Vilas, en la esquina del Coso con la calle de Ramiro el Monje. Un tiempo que los vecinos consideran suficiente. Su inquietud se ha multiplicado tras el derrumbe del muro de carga que mantiene desalojados dos edificios. Por eso, los propietarios de los ocho inmuebles que rodean el solar han convocado para esta misma tarde una reunión en la que quieren estudiar acciones conjuntas y a la que también se ha invitado a participar a los comerciantes de la zona.

 

El Ayuntamiento ha requerido a la empresa propietaria del terreno, Incoproal, para que limpie, desbroce y achique el agua del solar y a continuación realice obras urgentes de consolidación de la parte donde se produjo el derrumbe, con un plazo máximo de 10 días. A continuación, deberá cimentar y contener los muros que soportan todos los edificios del entorno, en el Coso y la Travesía de la Nevería.

 

En los dos últimos días se ha estado achicando agua. Los trabajos de reposición serán complicados, ya que la presencia de las ruinas, algunas de época romana, dificultan el acceso de las máquinas.

Etiquetas