Huesca
Suscríbete

HUESCA

Los empresarios temen efectos "catastróficos" en Sobrarbe por el cierre del túnel de Bielsa

El comercio del entorno de la frontera caerá casi el 100%, por lo que estudian pedir ayudas al Gobierno de Aragón

Imagen de archivo de un vehículo accediendo al túnel de Bielsa por la vertiente española.
Los empresarios temen efectos "catastróficos" en Sobrarbe por el cierre del túnel de Bielsa
mamen pardina

Huesca. Una crisis doble. Los empresarios de Sobrarbe vivirán en 2010 su año más difícil, ya que a la mala coyuntura económica se sumarán en su caso los dos cierres del túnel de Bielsa programados, que se prolongarán en total por espacio de cinco meses. Será del 6 de abril al 22 de junio y del 15 de septiembre al 30 de noviembre. A ello habrá que añadir dos meses y medio más en 2011. A pesar de que las fechas se acordaron por consenso de todas las partes implicadas, algunos ya tienen asumido que sus negocios caerán en picado por la falta de clientes e incluso tendrán que cerrar temporalmente. Ante las "graves pérdidas" que prevén, empiezan a plantearse la posibilidad de dirigirse al Gobierno de Aragón para solicitar algún tipo de medida que les ayude a sobrellevar la situación.

De hecho, Miguel Noguero, vocal de la Asociación Empresarial Turística de Sobrarbe y representante del colectivo en el comité de seguimiento de las obras, no dudó en calificar de "catastróficos" los efectos que estos cortes tendrán en la economía local. Aunque no han hecho ningún estudio, los empresarios coinciden en sus estimaciones sobre la repercusión en los distintos sectores de actividad que tienen su principal fuente de ingresos en las miles de personas que cada día cruzan el túnel en uno u otro sentido.

Así, Noguero comentó que el mayor varapalo lo sufrirá el comercio del valle de Bielsa, que cuenta con apenas 300 habitantes. "La caída será de casi el 100%", calculó. La explicación reside en que en esta zona abundan las denominadas "tiendas de frontera", que se nutren principalmente de franceses que llegan para adquirir sobre todo tabaco y bebidas alcólicas, mucho más baratas a este lado del Pirineo. "Son negocios familiares con tres o cuatro empleados, pero tendrán que reducir la plantilla al mínimo y, de hecho, ya está habiendo despidos", señaló.

El descenso de la actividad también será notable en alojamientos y restauración, aunque en estos casos se confía en poder compensar el descenso de turistas con el servicio a los trabajadores de las obras que se van a desarrollar durante los próximos 30 meses en el interior y el entorno del túnel.

Afecciones en otras localidades

Aunque en menor medida, los perjuicios se extenderán a toda la comarca. En las localidades de la zona baja, se prevé que el impacto en los negocios vinculados al turismo ronde el 30%. Así lo confirmó José Luis Bergua, responsable del hotel Sánchez de Aínsa. "En pernoctaciones nos repercutirá entre un 15 y un 20%, pero en el restaurante se notará más, un 30 o un 40%, porque hay muchos franceses que vienen a pasar el día", explicó. En su caso, no cree que sea necesario realizar un reajuste de personal. "Estamos abiertos todo el año y tenemos una plantilla bastante estable", indicó.

De los dos cierres programados para el próximo año, el primero, que comenzará en abril, preocupa a los empresarios más que el de otoño, puesto que "noviembre, sobre todo, es un mes casi nulo, mientras que la primavera es bastante alegre", subrayó Miguel Noguero, que regenta una empresa en Bielsa. Por ello, a pesar de todo, se muestran "relativamente contentos porque en 2011 solo se cerrará en otoño (del 15 de septiembre al 30 de noviembre)".

Los cortes llegan en un momento en el que los empresarios de Sobrarbe han apostado fuerte por el desarrollo y la dinamización de la comarca.

Si bien reconocen que los cierres son "un mal necesario" y que la mejora del túnel traerá beneficios a la larga, la Asociación Empresarial Turística se plantea ya dirigirse al Gobierno de Aragón para intentar pactar un plan a nivel comarcal que permita hacer frente a determinadas situacionescomo los despidos de personal fijo, por ejemplo.

Desde el Departamento de Industria, Comercio y Turismo comentaron ayer que no existe ninguna previsión en este sentido, pero "si piden una reunión, se les atenderá". Mientras, fuentes de la Consejería de Obras Públicas recordaron que las fechas pactadas son "mitad técnicas y mitad socieconómicas, porque el túnel es la llave de buena parte de la economía de la zona".

Por el túnel de Bielsa pasan cada día más de 830 vehículos, de los que más de un 10% son pesados, según datos de 2007. Eso sí, en verano se pueden superar los 2.000 diarios.

Etiquetas