Huesca
Suscríbete por 1€

POR 10.000 EUROS

Cae una red que amañó siete matrimonios de conveniencia en Jaca, Barbastro y Monzón

La banda cobraba 10.000 euros a ciudadanos nigerianos que querían obtener el permiso de residencia y entregaba 3.000 euros a españoles que se prestaban al fraude. La operación se ha saldado con 35 detenidos en toda España

Oficina del registro civil de Jaca, donde se detectaron los primeros matrimonios ilegales.
Cae una red que amañó siete matrimonios de conveniencia en Jaca, Barbastro y Monzón
Laura Zamboraín

La falsificación de la firma del párroco y del sello del Obispado eran tan evidentes que los expertos policiales de Huesca no han tenido apenas problemas para detectar hasta 7 matrimonios de convivencia que habían sido amañados entre ciudadanos españoles o con residencia legal en el país y personas de origen nigeriano. La operación se ha extendido a otras ciudades y pueblos como Mallorca, Sevilla, Arcos de la Frontera (Cádiz), Medina del Campo (Valladolid) y Gibraleón (Huelva) y se ha saldado con 35 personas detenidas, una de ellas en Sabiñánigo, como presuntas integrantes de esta red ilegal.

 

Fuentes de la comisaría provincial de la Policía Nacional explicaron que esta banda dirigía la trama desde Fuenlabrada (Madrid) y hacía de intermediaria entre personas de origen nigeriano, a las que cobraban 10.000 euros por conseguirles los 'papeles', y los ciudadanos españoles que se prestaban a participar en este engaño (en ocasiones ni siquiera conocían a su supuesta pareja) a cambio de recibir 3.000 euros.

 

Los cabecillas de la red mantenían estrechos contactos con la comunidad gitana de las localidades madrileñas de Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz y aprovechaban esa relación para conseguir candidatos españoles para las supuestas bodas.

 

Una vez formalizado el acuerdo, los miembros de esta red falsificaban los certificados de bodas eclesiásticas y los presentaba en los registros civiles de distintas localidades para solicitar el Libro de Familia y, posteriormente, el permiso de residencia comunitario del contrayente extranjero.

El registro de Jaca dio la alerta

En el caso de Huesca, indicaron las mismas fuentes, los propios funcionarios de la oficina del registro civil de los juzgados de Jaca fueron quienes dieron la voz de alarma a los agentes de la comisaría local sobre una posible falsificación en varias actas de matrimonios eclesiásticos que se habían celebrado supuestamente en parroquias tanto de la capital jaquesa como de Sabiñánigo.

 

Inmediatamente, la Policía Nacional, con autorización del Juzgado de Instrucción nº 2 de Jaca, inició una investigación que les llevó a examinar los libros de familia de los 6 registros civiles del Alto Aragón, aunque finalmente tan solo detectaron inscripciones irregulares en los de Jaca (3), Barbastro (2) y Monzón (2).

 

Las pesquisas, además, dieron sus frutos el 21 de septiembre, cuando una mujer nigeriana, Fait T., de 30 años, fue sorprendida en el Juzgado de Paz de Sabiñánigo con documentos falsos de un supuesto enlace religioso entre una mujer de Nigeria y un hombre español celebrado días antes en una parroquia de Monzón, pero que nunca se había llegado a oficiar. La detenida, aunque residía en Fuenlabrada, se había empadronado en Sabiñánigo para intentar dar más credibilidad al fraude.

El germen de esta operación, denominada 'Junior', se inició en Palma de Mallorca el pasado mes de mayo después de que la Policía Nacional detectara allí un llamativo aumento de los matrimonios religiosos entre españoles y personas de origen nigeriano.

 

Los investigadores, dirigidos por la Brigada Central de Redes de Inmigración y el Servicio Central de Falsedades Documentales, lograron identificar a los cabecillas de la red, uno de ellos de origen nigeriano, conocidos como Eddie y Raúl, y que dirigían desde Fuenlabrada una compleja organización internacional.

 

Analizada toda la información, la Policía ha detenido a 35 personas en Madrid, Torrejón de Ardoz, Alcalá de Henares, Fuenlabrada, Bilbao, Valencia, Alicante, Pamplona y Salamanca. A la mayoría se les imputan presuntos delitos de estafa, falsificación de documentos, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, receptación y asociación ilícita.

Otros fraudes de la banda

De forma paralela, se ha detectado que la organización se dedicaba también a la compra fraudulenta de billetes de tren y avión por Internet clonando tarjetas de crédito para su posterior distribución entre sus compatriotas.

 

En los 7 registros practicados, han intervenido 1.000 'cartas nigerianas', 18 pasaportes falsificados, certificados eclesiásticos fraudulentos, certificados de nacimiento y estado civil de nigerianos falsos, peticiones de visado para la entrada en Nigeria de españoles y certificados de empadronamiento. También han incautado 700 gramos de cocaína, 600 de heroína y 400 de marihuana y 1.000 euros en efectivo.

Etiquetas