Huesca
Suscríbete por 1€

HUESCA

Los nuevos trenes de media distancia llevan menos viajeros aún que los Avant

La ocupación está por debajo del 6,7% de las lanzaderas, aunque Renfe estima que un mes es poco tiempo para valorar

Una viajera, a punto de subirse al tren de media distancia.
Los nuevos trenes de media distancia llevan menos viajeros aún que los Avant
R. GOBANTES

Los nuevos trenes de media distancia entre Huesca y Zaragoza, que sustituyeron a las lanzaderas de alta velocidad Avant, no solo no han ganado viajeros sino que la ocupación se ha reducido ligeramente en poco más de un mes que llevan en funcionamiento. Los trenes rápidos cumplieron un año a finales de abril con una ocupación media de un 6,7%, la más baja de España, junto con la de Catalayud. Ahora, la compañía Renfe no quiere facilitar los datos exactos pero informa de que la ocupación es "ligeramente más baja" que la de los Avant.

 

Basta con acercarse a la estación intermodal de Huesca para comprobar esta realidad. Según informan fuentes ferroviarias, de lunes a jueves suelen tomar los tres servicios de media distancia que hay diarios (Huesca-Zaragoza) en torno a 10 o 12 viajeros. Parte de ellos son ya usuarios habituales que utilizan el servicio para trabajar en la otra capital, aunque también hay vecinos de Tardienta que se desplazan a Huesca por ese mismo motivo. No obstante, esta cifra aumenta los viernes, sábados y domingos, cuando acostumbran a viajar en 15 y 20 usuarios en cada tren. En términos absolutos, la media de los Avant era de 18 pasajeros por convoy, pero ofertaba 237 plazas frente a las 183 que suman los tres coches de estos nuevos S-599.

 

La compañía Renfe Operadora justifica que no facilita los datos porque estima que todavía es pronto para hacer un balance de ocupación, puesto que estos servicios empezaron a circular el pasado 14 de octubre. Ese día el primer tren diésel que salió desde Huesca tenía como destino Valencia. Este convoy sustituyó al anterior, aunque también ha tenido quejas por la supresión de paradas en los pueblos.

 

En Huesca, restó posibilidades a Tardienta donde los dos primeros servicios de la mañana que salen desde Huesca no recogen ni dejan viajeros. Aunque en el caso del tren hasta Valencia, Renfe todavía no ha recopilado los datos. No obstante, fuentes ferroviarias apuntan que la supresión de paradas también ha restado usuarios de los pueblos afectados.

 

La retirada de los Avant y su sustitución por un tren de media distancia con la ventaja de tener un precio más reducido y la parada en la estación del Portillo en Zaragoza, no han conseguido aumentar la demanda. El problema principal por el que muchos usuarios optan por el autobús es el horario y eso es lo que menos ha cambiado. De Huesca a Zaragoza hay salidas: 7.02 (hasta Valencia), 7.35, 11.57 (Canfranero), 15.36, 17.38 (TRD) 19.08 y 20.01 (Canfranero). En sentido contrario Zaragoza-Huesca: 6.59 (Canfranero), 8.41, 11.47 (TRD), 15.13 (Canfranero), 18.00, 19.43 (desde Valencia) y 20.44. Estos servicios no pueden competir con los autobuses de Alosa que conectan ambas capitales con 28 servicios diarios por sentido y hasta 31 los fines de semana.

Etiquetas