Huesca
Suscríbete por 1€

HUESCA

El parque eólico de Robres se completará con una planta de hidrógeno pionera en Europa

El proyecto de I+D se ha gestado durante dos años en colaboración con la Fundación del Hidrógeno

El parque eólico de Robres, inaugurado hace dos años, contará en 2010 con una instalación pionera en el sector de las energías renovables, una planta para el almacenamiento de la electricidad mediante la tecnología del hidrógeno que por su volumen es la más grande de Europa y un referente mundial.

 

El proyecto, que se acaba de someter a información pública, está promovido por Eólica del Ebro, empresa del grupo Enhol a la que pertenece el parque eólico de la localidad monegrina, cuyas infraestructuras se aprovecharán para esta instalación singular compuesta por tres aerogeneradores y una planta de hidrógeno.

 

Cada aerogenerador dispondrá de dos megavatios de potencia, 80 metros de altura y 90 de diámetro de pala, y se levantarán en las inmediaciones del actual parque. La planta de hidrógeno tendrá dos grupos con una potencia de 240 kilovatios. Aunque se trata de una instalación de dimensiones modestas, no tiene precedentes. "Lo que es innovador es la escala del proyecto, será la más grande de Europa", aseguró el director técnico de Enhol, Juan Peña.

 

Para él, el interés de la iniciativa radica en ensayar la gestionabilidad de esta energía renovable. "Uno de los problemas de la eólica es que no es gestionable: cuando hay viento hay electricidad, y cuando no hay viento, no hay electricidad. Lo que queremos investigar es cómo hacer gestionable la energía eólica teniendo un sistema de almacenamiento que es el hidrógeno. Convertiremos la energía eléctrica de los aerogeneradores en hidrógeno, y luego otra vez en electricidad", explicó.

 

Enhol recogió la propuesta que le hizo el consejero de Industria, Arturo Aliaga, en la inauguración del parque de Robres en 2007. El proyecto ha contado con el apoyo de la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón. "Detrás hay muchas horas de trabajo junto con los técnicos de la Fundación", señaló Juan Peña, que justifica haber elegido Aragón por el apoyo que hay a este tipo de proyectos de I+D. Además aprovechará parte de las instalaciones de Robres, como la conexión a la red eléctrica, y la cercanía de la entidad colaboradora, la citada fundación, con sede en el Parque Tecnológico Walqa de Huesca.

 

Enhol ha construido parques eólicos en muchos países, desde Chile a la India. En la provincia, es propietario, además del de Robres, del Tardienta II. Precisamente, el complejo de esta localidad, con 127 aerogeneradores levantados en dos fases, fue el primero en construirse en Huesca y es el de mayor capacidad de producción, capaz de iluminar toda la ciudad de Huesca. Posteriormente, y al amparo del Plan Perea del año 2000, surgieron otros en Gurrea de Gállego, Almudévar o Robres, que aprovecharon en la mayoría de los casos la línea de 220 kv. de Villanueva a Sabiñánigo para evacuar la energía.

A la espera de la regulación

Según José Ramón Largo, presidente de la Asociación de Promotores de Energía Eólica de Aragón, la foto fija del aprovechamiento eólico en el Alto Aragón tiene el objetivo puesto en las comarcas de la Hoya y Monegros, entre otras razones porque cuentan con infraestructuras de evacuación. El Pirineo y el Prepirineo quedan al margen por los problemas de impacto visual, y en la zona oriental hay menos recursos, "prácticamente no existen ni propuestas". "Es sobre todo en la Hoya donde se ha encontrado y se ha aprovechado el recurso".

 

La instalación de más aerogeneradores está paralizada a la espera de la regulación que tiene que hacer el Gobierno de Aragón. "Estamos esperando la segunda tanda, que definan qué capacidad eléctrica va a haber, que establezcan las normas de asignación y que se tramiten los nuevos parques", indicó el responsable de la asociación empresarial, que urgió a la DGA para que se puedan emprender nuevos proyectos.

 

José Ramón Largo recordó que los parques reportan importantes beneficios. Según un estudio de la Universidad de Zaragoza sobre su impacto socioeconómico en Aragón, entre la inversión directa y el efecto de arrastre, han generado 1.700 millones de euros y, de 2001 a 2007, supusieron la creación de 1.600 empleos.

Etiquetas