Huesca
Suscríbete por 1€

HUESCA

El médico de Biescas podrá ejercer tras quedar en libertad con cargos

Salud no aclaró ayer si se reincorporará el lunes a su puesto en el ambulatorio, tras ser acusado de abusos sexuales

El acusado en el momento de entrar en el juzgado de Jaca para prestar declaración.
El médico de Biescas podrá ejercer tras quedar en libertad con cargos
LAURA ZAMBORAÍN

JACA. El médico del centro de Salud de Biescas, J. G., de 50 años, detenido la noche del pasado martes por un presunto delito de agresión sexual a una paciente, quedó ayer en libertad con cargos tras prestar declaración durante más de dos horas en el juzgado de instrucción número 2 de Jaca. El facultativo podrá seguir ejerciendo la medicina, puesto que el juez no se lo ha prohibido. No obstante, el departamento de Salud del Gobierno de Aragón no aclaró ayer si el lunes se reincorporará a su puesto en el ambulatorio de Biescas.

El juez le imputa la presunta comisión de varios delitos de abuso sexual con el agravante de superioridad y abuso de situación de especial vulnerabilidad de la víctima. Por ello, decretó prisión provisional eludible con una fianza de 3.000 euros. El acusado ingresó en el acto esta cantidad, se declaró la suficiencia y quedó en libertad alrededor de las 19.00 de la tarde ayer.

Sin embargo, el Ministerio Fiscal, que siguió la declaración a través de videoconferencia, pidió para el médico prisión eludible con fianza de 20.000 euros y la prohibición de realizar la actividad médica mientras se sustancie en procedimiento. Por otra parte, su abogado, Adolfo Martínez, pidió para su cliente libertad y sobreseimiento de las actuaciones. Sin embargo, la prohibición de ejercer la medicina no la determinó el juez. Por su parte, el departamento de Salud informó ayer de que una vez que conozca la situación jurídica de este médico, tomará una decisión con respecto a su situación laboral. Al mismo tiempo, no pudo determinar si el lunes volverá a atender a sus pacientes en la consulta de Biescas.

Su familia le acompañó

El detenido llegó a los juzgados de Jaca a las 13.00, pero no pasó a disposición judicial hasta las 15.00. Durante este tiempo, su esposa y uno de sus cinco hijos permanecieron en el interior de los juzgados. Su abogado, Adolfo Martínez, no quiso hacer declaraciones sobre el tema, aunque recordó que el facultativo "tiene 30 años de profesión, 1.500 pacientes y es padre de familia con 5 hijos". "Va a ser muy difícil reparar el daño causado a esta persona por una acusación como esta", dijo. Y finalizó asegurando que "se aclararán las circunstancias".

El facultativo, de origen peruano, que reside en Biescas al menos desde hace más de diez años, también era propietario de una consulta privada en Jaca, que fue registrada por la Policía Judicial de la Guardia Civil de Jaca el jueves por la tarde, en presencia del acusado.

La denuncia de una vecina de una pequeña localidad del Valle de Tena contra el médico, por unos "tocamientos continuados" con el uso de la fuerza, provocó la detención y el inicio de la investigación que sacó a la luz otros posibles casos de abuso. Ocho mujeres más acudieron a la Guardia Civil de Jaca entre la tarde del miércoles y el jueves, después de enterarse de la detención del médico de Salud de Biescas, para declarar que también habían sido víctimas de "tocamientos" .

Etiquetas