Huesca
Suscríbete por 1€

HUESCA

Ocho mujeres más han denunciado al médico de Biescas por abusos

La acusación de una paciente del valle de Tena ha provocado la declaración de otras presuntas víctimas de "tocamientos" por parte del detenido, que se presenta hoy ante el juez

Entrada al centro de Salud de Biescas, donde pasa consulta.
Ocho mujeres más han denunciado al médico de Biescas por abusos
l. zamboraín

hUESCA. Ocho mujeres más han acudido a la Guardia Civil de Jaca, después de enterarse de la detención del médico del centro de Salud de Biescas acusado de un presunto delito de agresión sexual a una paciente, para declarar que también habían sido víctimas de "tocamientos", y en algún caso en el empleo de la fuerza. La denuncia de una vecina de una pequeña localidad del valle de Tena contra el facultativo, que tiene también una consulta privada en Jaca, ha provocado el inicio de una investigación que ha hecho aflorar otros posibles casos de abuso. El detenido, J. G., de 59 años y de origen peruano, que fue arrestado el martes por la noche cuando se dirigía a su domicilio en Biescas, prestará declaración al mediodía de hoy el juez de Jaca.

Entre la tarde del miércoles y la mañana de ayer, ocho mujeres han declarado ante la Policía Judicial de la Guardia Civil de Jaca. Las presuntas víctimas que han aportado su testimonio tienen entre 20 y 50 años y proceden de diversas localidades de la provincia. En casi todos los casos, eran pacientes de la clínica de medicina natural privada que tiene abierta en Jaca. Algunas proceden de esta misma localidad, otras del Alto Gállego e incluso de la capital oscense. Dos de las ocho presuntas víctimas no solo han denunciado los "tocamientos" sino también que el detenido había utilizado la fuerza.

Según fuentes de la investigación, la mayoría de estas mujeres han asegurado que la denuncia de la paciente del valle de Tena les había ayudado a decidirse a declarar su caso. De hecho, la explicación que han dado acerca de por qué no habían denunciado en su momento es porque era su palabra contra la del médico, puesto que es muy difícil presentar pruebas de tocamientos.

Al mismo tiempo, la Policía Judicial de la Guardia Civil de Jaca ha interrogado estos días a personas próximas al presunto agresor para localizar a otras posibles víctimas de abusos sexuales. Según ha podido saber este diario, han tomado declaración a un trabajador que le ayudaba en la consulta privada de medicina alternativa que abría en Jaca en horario de tarde, fuera de su jornada laboral en el centro de Salud de Biescas. Su testimonio y el de otras personas de su círculo podrían sacar a la luz otros presuntos abusos.

La detención se produjo el martes después de que días antes la pregunta víctima presentará una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Sabiñánigo por unos "tocamientos continuados", que se produjeron en la consulta. Según consta en la denuncia de la mujer de mediana edad, el presunto agresor inició los tocamientos cuando estaba tumbada en la camilla donde estaba tumbada por indicación del facultativo. Al parecer, utilizó la fuerza cuando quiso cortar esa situación y se incorporó en la camilla. Hoy responderá ante el juez por estas acusaciones, tras casi agotar las 72 horas de tiempo que pueden transcurrir desde que se produce una detención hasta que pasa a disposición judicial.

De esta declaración y de las pruebas que se desprendan de la investigación de la Guardia Civil dependerá la decisión del juez de decretar su ingreso en la prisión de Zuera o dejarlo en libertad.

Un sustituto en el centro

La consejería de Salud del Gobierno de Aragón declinó dar explicaciones ayer sobre el procedimiento a seguir en este caso por el departamento porque por ahora "está en manos judiciales". Por ese motivo, declinaron aportar datos sobre las posibles reclamaciones que por su praxis médica y otros asuntos pudieran haber llegado a la gerencia oscense.

No obstante, aseguraron que los pacientes de este médico no se van a quedar desatendidos en ningún momento. Después de un primer día, la mañana del miércoles, en la que se cerró su consulta y la otra médico del centro de Salud, atendió los casos más urgentes; ayer la puerta de su sala se reabrió de nuevo con un médico de refuerzo. Lo que no aclaró el Salud, a la espera de conocer qué pasa hoy en la declaración ante el juez, es cómo se resolverá la situación asistencial en el futuro tanto si ingresa en prisión como si sale en libertad.

Por su parte, el presidente del Ilustre Colegio Oficial de Médicos, Ignacio Domínguez, también declinó hacer declaraciones. "El tema está en manos de los jueces y, por lo tanto, hasta que no acabe la instrucción no podemos pronunciarnos", señaló.

Etiquetas