Huesca
Suscríbete por 1€

HUESCA

El alcalde de Jaca ya encargó hace dos años el informe para construir 946 viviendas más

El autor del estudio asegura que se lo pidió Villarroya, que carece de contrato y que todavía no ha cobrado del Ayuntamiento.El primer edil ha ocultado todo este tiempo su plan de modificar el PGOU a su socio de gobierno, el PAR, y a la oposición

La zona norte del sector Levante de Jaca, donde está previsto el desarrollo urbanístico.
El alcalde de Jaca ya encargó hace dos años el informe para construir 946 viviendas más
L. Zamboraín

Una de las principales incógnitas del proyecto del alcalde socialista de Jaca, Enrique Villarroya, de modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para el sector Levante ya tiene respuesta. El arquitecto urbanista José Manuel López, de Zaragoza, asegura que redactó el documento que le solicitó el alcalde en verano de 2007. El plan de Villarroya para cambiar la tipología de vivienda y pasar de 1.241 unifamiliares a 2.187 pisos en bloque se encargó ya hace dos años y en todo este tiempo no ha informado ni a su socio de gobierno, el PAR, ni a los grupos de la oposición. Según el autor, no existe un contrato y todavía no ha cobrado del Ayuntamiento por el trabajo. López niega además que el encargo le llegara a través de una constructora propietaria en el sector y que haya cobrado de ella.

 

El Estudio Metro, Arquitectura y Urbanismo, de José Manuel López, entró en contacto con Jaca y conoció la situación del sector Levante a través de algunos de sus clientes, constructoras que tienen propiedades en la zona. Según explica el urbanista, que no ha querido desvelar los nombres de esas promotoras, fue después cuando el alcalde le encargó la redacción del documento, y se lo entregó terminado en febrero de este año. "El que nos pidió el favor al final fue el Ayuntamiento, o sea, el alcalde", aseguró ayer López.

 

Sin embargo, Villarroya no quiso desvelar la autoría en su comparecencia del martes para dar explicaciones de esta modificación después de la información publicada por HERALDO. Este periódico intentó ayer sin éxito contactar con el alcalde.

"Tampoco confiaba en que este trabajo se pagara, esto iba a ser un inicio para, tal vez, hacer algo más o el propio Ayuntamiento podía decidir que tenía su equipo y acababa todo allí", comenta López. Lo habitual, y el propio urbanista admite que es así, es que la administración saque a concurso los trabajos. En el caso de obras menores se puede encargar directamente, pero de cualquier forma con un contrato, que puede ser verbal y corroborarse con una factura, algo que no ha sucedido.

 

"El alcalde nos pidió si podíamos elaborar un informe de lo que podía ser y le hicimos eso, pero no es un documento que responda a las normas documentales. Es una especie de análisis o propuesta de desarrollo a ver qué le parece", apunta López, quien indica que no pensaba que se dictaminaría en una comisión pero que en cualquier caso es una aprobación inicial. De ahí, explica que no fuera firmado aunque su nombre tampoco se oculta como empresa participante. No obstante, en su informe no se habla ni de campos de fútbol, ni de pistas de patinaje, ni de hoteles, ni de centros comerciales como expuso el martes Villarroya en su comparecencia.

Sin campos de fútbol

El arquitecto López explica que acudió con algunos clientes a la reunión de propietarios que se celebró en verano de 2007 con el alcalde, en la que este último expuso la posibilidad de modificar el PGOU. Según asegura, ya entonces el planteamiento inicial del alcalde era desarrollar todo el sector Levante como una única zona para conseguir una mayor superficie de suelo público en la que desarrollar un campo de fútbol. Con esa idea, hace un año y medio le pasaron un plano con la posible situación de un campo, pero no tres, como dijo Villarroya.

 

De hecho, una de las denuncias de la oposición es que en el documento de modificación del PGOU para el sector Levante (que presentó el alcalde en la comisión del pasado 12 de agosto y que se dictaminó para pleno con los tres únicos votos favorables del PSOE) no aparecían los equipamientos y que el informe no se correspondía con lo dicho por Villarroya públicamente el martes.

 

El autor del documento confirma que efectivamente se trabajó con una superficie de 441.501,93 metros cuadrados en la que se iba a pasar de 1.241 viviendas con una media de 126 metros cuadrados a 2.187 en bloque, de entre 85 y 90 metros cuadrados. Además, se pasaba, como detalló Villarroya, de 126 viviendas protegidas a 667 (por la adaptación del Decreto Ley 2/2007, que exige un 30% de estas características).

 

En cuanto a las cesiones, al abordarse todos los sectores en su conjunto, y no por separado como marcaban las directrices, aumenta la proporción de suelo que los propietarios tienen que ceder al Ayuntamiento. De los 80.470 metros cuadrados iniciales a los 134.974,14, lo que supone un incremento de 54.503,74, detalla el autor. Solo que "el tipo de instalación deportiva, los campos de patinaje... no están en la propuesta, si bien probablemente (el alcalde) da cabida a ello dentro de las superficies previstas para distintos usos", apunta López.

Etiquetas