Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

TEMPORAL

Las lluvias de hasta 200 l/m2 y las primeras nevadas alivian la situación de los pantanos

Para hoy se esperan precipitaciones localmente fuertes en el norte de la provincia y volverá a nevar por encima de 1.700 metros.

huesca. Las predicciones se cumplieron y con creces. La alerta activada en el Pirineo oscense, que preveía que se llegaran a acumular hasta 80 litros por metro cuadrado en 12 horas, se quedó corta en algunos puntos como el parador de Bielsa, donde desde el mediodía del martes hasta primera hora de ayer se registraron 195 litros. Las intensas lluvias no causaron problemas, aunque sí provocaron crecidas de los ríos y un ligero aumento en el nivel de los embalses, que se encuentran en niveles bajos tras una campaña de riegos sin apenas prorrateos y un comienzo de otoño seco.

 

Las mayores precipitaciones, que en zonas altas fueron de nieve, cayeron durante la noche del martes al miércoles. Y aunque llegaron a todo el Pirineo, fue en Sobrarbe donde más agua se recogió. El pluviómetro que tiene la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) en el Parador de Bielsa marcaba ayer 195 litros por metro cuadrado. "Dentro de ser mucho, no es nada fuera de lo común aquí. No estamos asustados", explicó, pese a lo impresionante del dato, una empleada del establecimiento, quien relató que a primera hora de ayer "los últimos seis kilómetros de carretera parecían una piscina, había unas balsas de agua tremendas".

 

No obstante, este fue un problema aislado, ya que desde Protección Civil de la comarca confirmaron que no habían tenido que realizar ninguna salida de emergencia. En Bielsa cayeron unos 100 litros desde el mediodía del martes, según comentó el alcalde. Antonio Escalona coincidió en que "es bastante, pero aquí está dentro de lo normal". También en Boltaña tuvieron una noche pasada por agua, con 75 litros por metro cuadrado, aunque ayer incluso lucía el sol. Alrededor de 80 litros cayeron en Lafortunda. En Monte Perdido nevó a partir de 1.400 metros, y la Peña Montañesa también amaneció blanca.

 

Mientras, en el Alto Gállego, las mayores cantidades de agua se recogieron en el embalse de Búbal, con casi 90 litros, y en Formigal y Lanuza se quedaron sobre los 50.

 

En la Ribagorza, se superaron los 40 litros en Eriste, Laspaúles o Campo, y en la Jacetania, Ansó, Hecho o Canfranc registraron entre 36 y 39. En la capital oscense, cayeron por la noche 20 litros.

 

Las abundantes lluvias se dejaron sentir casi de inmediato en el caudal de los ríos, especialmente en el Cinca o el Ara, como se podía observar ayer a su paso por Aínsa. Estas crecidas también han tenido ya su reflejo en el nivel de los pantanos. Así, desde las 20.00 del martes hasta las 20.00 de ayer, Mediano había subido 20 hectómetros cúbicos, pasando del 23% al 27% de su capacidad, según los datos de la CHE.

 

"Todo el agua que entre, bienvenida sea", comentó Francisco Orús, de Riegos del Alto Aragón. "Es bueno que se empiecen a llenar los embalses de cara a la próxima campaña, porque este verano se ha regado bastante y se han quedado algo vacíos", añadió.

 

Hoy, más lluvia y nieve

Hoy, los cielos seguirán nubosos y se prevén precipitaciones que podrían ser localmente fuertes y persistentes en el Pirineo. Las temperaturas bajarán y la cota de nieve se quedará en 1.700 metros.

Etiquetas