Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

EMPLEO

El paro subió por encima del 50% en el último año en seis de las diez comarcas altoaragonesas

El Bajo Cinca es donde más han crecido los índices de desempleo por la agricultura y donde menos, en la Ribagorza.

Javier Pardiño, director de la planta de Fraga de Becton Dickinson. Es la fábrica más grande de la provincia.
El paro subió por encima del 50% en el último año en seis de las diez comarcas altoaragonesas
josé díaz

Con 11.650 parados en septiembre, el Alto Aragón se ha situado en niveles históricos de desempleo. Hay que remontarse 22 años atrás, a enero de 1987, para recordar una cifra tan alta (11.753). Y es que la actual crisis está haciendo mella en la economía oscense, que en poco más de un año ha pasado de ser una de las pocas provincias españolas con paro técnico, a la que más creció en términos porcentuales en el último mes (8,10%), y la séptima en el último año (51,28%).

 

La recesión ha dejado por el camino 4.000 empleos desde septiembre de 2008, acortando las diferencias que tradicionalmente mantenía Huesca con las tasas española y aragonesa. Los expertos justifican el preocupante incremento de septiembre por el final de la temporada turística, en un territorio con una gran estacionalidad, y la conclusión de la campaña de recolección agrícola.

 

Muy pocas zonas de la provincia han tenido un comportamiento favorable. Solo cuatro de las diez comarcas altoaragonesas se situaron por debajo de ese 51,8% de incremento interanual. Donde menos creció el paro fue en el Sobrarbe (37%) y la Ribagorza (29%), lo que se explica por su menor índice de población activa, seguidas del Somontano (38%) y la Hoya de Huesca (41%). En la capital oscense también se situó por debajo de la media, con un aumento del 39%.

 

En la otra cara de la moneda está el Bajo Cinca, donde la lista de desempleados creció un 87% entre septiembre de 2008 y el mismo mes de 2009. Una de las razones es la caída de la actividad en el campo. En esta comarca, eminentemente agrícola, uno de cada cuatro parados pertenecen a este sector, que ha pasado de tener 163 inscritos en las oficinas del Inaem a 428, casi el triple.

El peso de la construcción

También están por encima de la media provincial Monegros (55%), Litera (69%), Cinca Medio (61%), Alto Gállego (55%) y Jacetania (54%). En el caso de esta comarca, la mayoría de personas sin trabajo se encuadran en la construcción y los servicios.

 

Precisamente el sector de la construcción es en buena medida el que sustentó el empleo estos años atrás. Los informes del Observatorio Socioeconómico de la provincia, dependiente de Fundesa, indican que se disparó entre 2000 y 2006 y pasó a tener un peso específico en la economía oscense similar a la industria o la agricultura. Su caída ha hecho que la industria se haya convertido en un pilar básico, de manera que "la provincia dependerá del aguante del sector industrial". Las previsiones de crecimiento en el conjunto de Aragón en 2009 son muy negativas, pero quizá se atenúen en el Alto Aragón por su menor dependencia del sector del automóvil, aseguran los expertos de Fundesa.

 

Prueba del peso específico de la industria es que, entre la lista de ocupaciones más solicitadas por los demandantes de empleo, ocupa el primer lugar el peón de la industria manufacturera (3.197 personas), seguida del peón de la construcción (2.081), el personal de limpieza (2.026) y el dependiente de comercio (1.780).

20 indicadores económicos

El Observatorio Socioeconómico realiza un seguimiento de la economía altoaragonesa a través de 20 indicadores. Tras la última actualización, muchos siguen siendo negativos. La tasa de paro roza el 10% (eso sí, es menor que la aragonesa y la española) y en septiembre cayó la afiliación a la Seguridad Social, tanto en el régimen general (-3,25%) como en autónomos (-0,41%). También bajó la ocupación hotelera (-4,4%), las hipotecas (-18,54%) y el precio de la vivienda libre (-3,20%).

 

No obstante, hay algunas señales que invitan a la esperanza. La pérdida de empleo en la construcción parece haber tocado fondo, porque en el último mes hubo 34 personas menos en las listas del Inaem en este sector de actividad. Por otra parte, la licitación de obra pública ha aumentado. Entre enero y agosto de 2009, se licitaron 265 millones de euros, de los cuales más de 80 corresponden a la administración local, en buena medida por las obras financiadas con cargo al Plan E, un fondo que, según los constructores, ha servido más para mantener el empleo que para incrementarlo.

 

Jorge Gómez, subdirector de Fundesa, fundación de la que depende el Observatorio Socieconómico, destaca además otro indicador positivo, el crecimiento del sector exportador, por encima de las medidas aragonesa y española. Gómez cree que a pesar de haber superado la barrera de los 11.000 parados, unos datos muy condicionados en septiembre por la estacionalidad del sector turístico de la provincia, el crecimiento del desempleo se atenuará en un futuro.

 

"Se va produciendo un deterioro más lento de los indicadores, continuará un tiempo, pero con menos virulencia. En Huesca, la mayoría son pequeñas empresas, y eso ayuda a que los efectos estén más atenuados", comenta el subdirector de Fundesa.

Etiquetas