Huesca

INDUSTRIA

Benabarre amplía su polígono industrial para que pueda instalarse la cárnica Argal

La empresa agroalimentaria se ubicará en una parcela de cinco hectáreas y creará 40 puestos de trabajo, aunque su intención es ampliar las instalaciones en los próximos años

Polígono que se ampliará para favorecer la llegada de Argal.
Benabarre amplía su polígono industrial para que pueda instalarse la cárnica Argal
á. gayúbar

Las obras de ampliación del polígono de Benabarre, que permitirán la llegada de la industria agroalimentaria Argal, arrancarán el próximo mes de octubre. La situación geoestratégica de la población, la próxima construcción de la autovía Lérida-valle de Arán y la buena predisposición del consistorio ribagorzano son los motivos que han llevado a la cárnica a elegir para su ampliación fabril esta villa, donde crearán 40 puestos de trabajo.

 

Después de dos años y medio de negociaciones con la firma agroalimentaria para que se instale en Benabarre, el ayuntamiento no quiere perder más tiempo. Recientemente, en el Boletín Oficial de Aragón publicaba el concurso, por tramitación urgente, del contrato de obras para la ampliación del polígono. "Ha sido un procedimiento largo, pero esta licitación nos garantiza que en muy poco tiempo será una realidad", comentó Alfredo Sancho, el alcalde de Benabarre, quien recordó que el procedimiento de presentación de ofertas ha concluido esta semana y que antes de que finalice el mes estará adjudicada la obra. "Queremos que en octubre haya ya máquinas trabajando en la zona".

 

Esta ampliación del polígono industrial está motivada por las necesidades de suelo que tiene la empresa Argal para instalar una planta de transformación alimentaria. El primer edil señaló que se trata de "una urbanización mínima la que se va a realizar dadas las características del proyecto, pero sí que es necesario un gran trabajo de explanación de terrenos". La firma necesita cinco hectáreas para sus naves y el resto de la ampliación del polígono se dedica a las zonas obligatorias de equipamiento -verdes y de aparcamiento- que cualquier polígono industrial lleva aparejado. El presupuesto base de licitación de estos trabajos es de 794.527 euros y el plazo de ejecución de cinco meses.

12 millones de euros

"Es importante presentar a la empresa los terrenos perfectamente acondicionados lo antes posible para que ellos puedan presentar ya sus proyectos e iniciar la construcción de las infraestructuras que necesita", explicó Sancho. Y añadió que este proyecto es "vital" para su municipio y para toda la comarca. Porque en una primera fase, Argal garantiza la creación de 40 puestos de trabajo en su fase inicial (20 mujeres y 20 hombres), en la que invertirá 12 millones de euros y construirá naves en una de las cinco hectáreas que tendrá en el polígono.

 

Pero la instalación industrial, que estará centrada en la transformación de alimentos precocinados y en lo que se denomina desde la empresa como "quinta generación" de su oferta alimentaria, pretende ampliar las instalaciones en sucesivas fases hasta que sus naves ocupen alrededor de tres hectáreas.

Etiquetas