Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Luna podría prorrogar el ERE si no cierra un acuerdo de financiación con los bancos

Luna Equipos Industriales tiene varios pedidos en cartera que permitirían reanudar la producción en su fábrica de Huesca, donde da empleo a 140 trabajadores, actualmente sometidos a un ERE. Sin embargo, los problemas de liquidez de la empresa para proveerse del material necesario para la construcción de las grúas impiden que los trabajadores se puedan reincorporar de momento a sus puestos.

Así lo transmitió ayer la dirección al comité de empresa en la reunión de la comisión del seguimiento del expediente de regulación de empleo. Los responsables de la firma metalúrgica oscense anunciaron que están negociando una línea de financiación con los bancos "que no llega", según fuentes sindicales. Esta semana, o a más tardar la próxima, las dos partes convocarán una asamblea para informar directamente a los trabajadores de la situación de la factoría.

Luna tiene tres centros de trabajo en la provincia que suman unos 300 empleados. La de Huesca está sin actividad desde el mes de junio por un ERE temporal de 120 días para 132 de los 139 trabajadores, cuyo plazo acaba el 8 de octubre. En Almudévar, con 77 personas en plantilla dedicadas a la fabricación de carretillas de gran tonelaje, se está aplicando un segundo ERE desde principios de agosto. Y también se solicitó para los talleres Gruyma, en la capital oscense, de reparación de maquinaria, con una veintena de trabajadores.

En caso de no cerrar un acuerdo con los bancos, habría que renovar el ERE de la fábrica de Huesca o recurrir a las vacaciones de los trabajadores, manifestaron fuentes sindicales, que aseguraron que la dirección les ha anunciado que dispone de casi una decena de pedidos de grúas, algunas de ellas para el Ejército español y otras para la exportación. "Los pedidos están confirmados, pero no hay liquidez para comprar el material. Trabajo hay, pero están a expensas de los bancos", añadió un representante de los trabajadores.

El ERE temporal daba la posibilidad de llamar a los empleados si entraba trabajo en la fábrica durante estos meses. Las mismas fuentes indicaron que se ha recurrido a una docena de trabajadores de distintas especialidades (torneros, electricistas...) en estos últimos meses, pero la gran mayoría han ido agotando los 120 días de plazo que marcaba el expediente.

Etiquetas