Huesca

HUESCA

Endesa reclama a los afectados de Jánovas hasta 30 veces más del dinero que recibieron en su día

Los antiguos propietarios afectados por la construcción del embalse de Jánovas deberán pagar entre 25 y 30 veces más de lo que cobraron en su día, si quieren recuperar sus tierras y sus casas dentro del proceso de reversión abierto por la Confederación Hidrográfica del Ebro hace un año. Endesa, que compró a Iberduero los derechos de explotación del río Ara, ya ha empezado a notificar a los afectados la cuantía de las indemnizaciones que tienen que abonar.

La compañía ya anunció en su día que aplicaría la Ley de Expropiación Forzosa, que en su artículo 55 determina que la cuantía de la reversión se debe calcular en función del Índice de Precios al Consumo (IPC) actualizado. Éste podía suponer multiplicar hasta por 33 veces lo que hace casi 50 años recibieron los propietarios, una cifra que Endesa ha rebajado ligeramente. La variación del IPC desde 1961, cuando se publicó la relación de bienes a expropiar, ha sido del 3.297,7 por ciento, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

Pero en la notificación, recibida hasta ahora por media docena de antiguos propietarios, también se hace referencia a que la ley contempla la posibilidad de alegar un menoscabo, es decir una pérdida de valor del bien, un derecho al que están dispuestos a acogerse. Eso sí, deberán demostrarlo.

El recién elegido presidente de la Asociación de Afectados de Jánovas, Manuel Giral, cree que la empresa "ha tirado por el camino de en medio", ya que se están fijando indemnizaciones de entre 25 y 30 veces más, dependiendo del año de expropiación y de otras circunstancias. "No es lo mismo un terreno baldío que en producción, y no es lo mismo una casa en ruinas que una casa habitable", recordó Manuel Giral. En su opinión, se podrá demostrar el menoscabo sufrido por las propiedades, y confía en llegar a un acuerdo negociado. "Seguro que nos entenderemos, porque la realidad no es la de un IPC acumulado".

Al proceso de reversión han concurrido más de un centenar de antiguos propietarios. En concreto, la CHE, encargada de tramitar el proceso administrativo, tiene abiertos 127 expedientes. Endesa ha contestado ya 82 solicitudes de información, y en siete casos se les ha comunicado si están legitimados a ejercer el derecho de reversión, la relación de fincas y la indemnización que debe ser abonada por las mismas. De momento, se trata solo de bienes rústicos y no se ha valorado ninguna de las casas de los pueblos abandonados de Jánovas, Lavelilla y Lacort.

Si el propietario estuviera de acuerdo, se notificaría a la CHE y "previo ingreso, se transmitiría la propiedad de los bienes", aclaró la compañía. Si no es así y se quiere alegar el menoscabo sufrido por la propiedad, se debe presentar una tasación avalada por un perito colegiado. En este supuesto, se aplicaría el procedimiento de fijación del justiprecio, es decir, cada una de las dos partes realizaría una tasación y la última palabra la tendría el Jurado Provincial de Expropiación.

Etiquetas