Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

El Museo Diocesano de Barbastro aún no tiene fecha de apertura tras casi cuatro años de obras

Dos restauradores, en pleno proceso de recuperación de distintas obra de pintura y escultura
El Museo Diocesano de Barbastro aún no tiene fecha de apertura tras casi cuatro años de obras
JOSÉ LUIS PANO

Tres años y medio. Ese es el tiempo que lleva en obras el Palacio Episcopal de Barbastro, que albergará el nuevo Museo Diocesano de la ciudad y para cuya apertura todavía no hay fecha. La última previsión que hizo pública el Departamento de Cultura del Gobierno de Aragón, que se hace cargo de la inversión, hablaba de este verano, incluso se adelantó que podría inaugurarse en agosto, pero lo cierto es que a día de hoy nadie se atreve a aventurar cuándo se podrá visitar este espacio llamado a exhibir tanto la actual colección de arte diocesano como las 112 piezas que desde hace más de una década se reclaman al obispado de Lérida.

Las obras de rehabilitación integral del palacio y su entorno comenzaron en marzo de 2006, tras adjudicarlas la DGA en enero de aquel año a la UTE Estructuras Aragón y Ocinsa Obras y Construcciones. El plazo de ejecución era de 30 meses y el presupuesto, 8,1 millones de euros.

Sin embargo, con el paso del tiempo, ambas cifras han aumentado considerablemente. Ya se han invertido más de 9,7 millones y de haberse cumplido el calendario fijado inicialmente, la obra civil debía haber estado concluida hace un año, en septiembre de 2008. De hecho, incluso se barajó la posibilidad de abrirlo coincidiendo con la Expo de Zaragoza. En este sentido, durante unos meses se llegaron a doblar los turnos de trabajo con el objetivo de anticipar el fin de las obras al verano de 2008.

Pero llegaron los imprevistos y los primeros retrasos y pocos meses después de agilizar el proyecto ya solo se podía asegurar que estaría listo antes del fin de dicho año, una previsión que tampoco se cumplió. En diciembre de 2008, la consejera de Cultura, María Victoria Broto, afirmó que la obra terminaría en el primer trimestre de 2009, y el pasado mayo dijo en las Cortes que se entregaría ese mes, pero tampoco. Se habló, aunque tímidamente, de que la reforma del palacio se podría inaugurarse en verano, probablemente en agosto. El mes acabó sin noticias, y aún con obras en marcha.

Los trabajos en el interior sí han concluido ya, y ahora solo se actúa en la plaza situada ante la puerta principal. Tras unas semanas sin apenas actividad por las vacaciones, hace unos días, se intensificaron las labores para adecuar este espacio, que se espera acaben a finales de este mes.

Cabe recordar que la actuación contempla la reforma integral del Palacio Episcopal, de estilo renacentista aragonés, para su transformación en tres espacios diferenciados: sede del obispado, Museo Diocesano y archivo.

El próximo paso, tras la entrega de las obras, será el equipamiento del centro. Según informaron fuentes de Cultura de la DGA, se licitará "dentro de unos días", en base al proyecto museográfico que ya se presentó en enero. No obstante, no concretaron cuál será el plazo de ejecución de esta fase, al que habrá que sumar el tiempo que duren los trámites.

Mientras, el antiguo museo permanece cerrado desde hace meses, pues allí se restauran las casi 300 piezas con que contaba, trabajos que concluirán en breve.

Siguen los trámites judiciales

Y mientras, el obispado de Barbastro-Monzón y la DGA siguen trabajando también en los tribunales para lograr la vuelta de los 112 bienes. Los equipos jurídicos de ambos han recurrido la personación de la Asociación de Amics del Museu y lo mismo harán con el Consorcio del Museo de Lérida -que incluye a la Generalitat y la diócesis, entre otras instituciones-, en la causa civil abierta en Barbastro para solicitar la eficacia en España y la ejecución de las resoluciones del Vaticano que obligan a devolver las obras.

Etiquetas