Despliega el menú
Huesca

HUESCA

La CHE investiga si la hidroeléctrica dejó sin agua el río Aragón en Canfranc

El Ayuntamiento ha notificado las quejas de los vecinos a la Confederación Hidrográfica y a la empresa que gestiona las presas de Canal Roya e Izas, cuyos desagües estaban embozados.

El río Aragón es uno de los cuatro que no podrá optar a estas ayudas
La CHE investiga si la hidroeléctrica dejó sin agua el río Aragón en Canfranc
l. zamboraín

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) investiga si la hidroeléctrica propietaria de las presas de Izas y Canal Roya, Acciona, dejó sin caudal el río Aragón a su paso por Canfranc desde el mediodía del domingo hasta el lunes por la mañana. El Ayuntamiento, tras recibir la queja de varios vecinos y después de desembozar los desagües de dichos diques, alertó al organismo de cuenca del problema. Ayer corría algo más de agua por el cauce, aunque el caudal seguía siendo mínimo, por lo que el Consistorio incluso llegó a pedir a los trabajadores de la empresa eléctrica que dejaran de desviar agua a los canales.

 

Fuentes de la CHE aseguraron ayer que han abierto una investigación para comprobar si, como denunció el Ayuntamiento y varios vecinos de Canfranc estación, el río Aragón se quedó sin agua a su paso por la localidad debido al desvío de caudales desde las presas de Canal Roya e Izas hacia los canales de la hidroeléctrica y por la falta de mantenimiento de los desagües de los diques, agujeros que se vio obligada a realizar hace unos años la entonces propietaria, Endesa, con el fin de mantener un mínimo caudal. De ser así, alertaron desde el organismo de cuenca, abrirán las diligencias oportunas.

 

Fue el propio alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, quien se puso en contacto con ellos para alertarles de la situación tras recibir las quejas de dos vecinos -ayer se registró otra más por escrito y varias verbales-. Asimismo, las brigadas municipales se movilizaron al instante y, tras comprobar que tres de los cuatro desagües de las presas estaban embozados, los limpiaron. Además, el primer edil, explicó ayer, también intentó ponerse en contacto con la hidroeléctrica. En Endesa no le dieron respuesta y tras conocer que ya habían pasado a Acciona, trató de comunicarse con ellos, aunque sin éxito. Con quien sí mantuvo contacto, comentó, fue con los trabajadores que la empresa tiene allí para ver si existía posibilidad de no desviar agua por los canales y verterla toda al río para que se recupere. "Me han dicho que era imposible porque necesitan ese agua para refrigerar las bombas de impulsión de la central eléctrica de Ip", dijo.

 

Por otra parte, la CHE recordó que la altura del río Aragón se mantiene en 38 centímetros y el caudal es de 1,13 metros cúbicos por segundo en la estación de aforo (situada cuatro kilómetros más abajo de donde se detectó el problema, tramo en el que la hidroeléctrica ya ha devuelto los caudales), pero que ahora mismo no hay caudal ecológico establecido, en clara referencia a las críticas que los vecinos de Canfranc lanzaron. Según especificaron, este debe fijarse en el nuevo Plan Hidrológico Nacional y variará según los ríos, los tramos y las épocas del año.

Etiquetas