Despliega el menú
Huesca

HUESCA

El Salud pagará 60.000 € por la muerte de cáncer de un joven

La sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA ha condenado a la DGA a pagar 60.000 euros a la familia de un joven oscense de 30 años, Juan José Fernández, que murió en 2004 por un cáncer testicular que le fue diagnosticado de forma tardía. Los demandantes, representados por el abogado oscense Ricardo Orús, habían pedido una indemnización de 180.000 euros atendiendo al criterio para compensar a las víctimas de la tragedia de Biescas al entender que en ambos casos fueron "negligencias" cometidas por técnicos de la DGA.

El joven acudió el 14 de julio de 2003 a su médica de cabecera al detectarse un pequeño bulto con dolor en los testículos. Le envió con carácter de urgencia al servicio de Urología del Hospital San Jorge. Catorce días después, un especialista le palpó el bulto y le comunicó que no era grave y que regresara "si aumentaba". A finales de febrero de 2004, el joven, tras sufrir lumbalgia, dolor abdominal y adelgazamiento, acudió a Urgencias, donde le diagnosticaron un cáncer con metástasis. Murió solo veinte días después.

En principio, los padres reclamaron por vía administrativa y el Salud les reconoció una indemnización de 13.800 euros, aunque al no estar conformes, decidieron acudir a la vía judicial.

Ahora, el TSJA, atendiendo a las conclusiones de un informe pericial independiente, afirma que la atención sanitaria que recibió "no fue correcta" y que el responsable de Urología debió realizarle pruebas "sencillas" como una analítica y una ecografía para descartar la existencia de un tumor ya que al no hacerlo "se privó al paciente de la posibilidad de haber obtenido la curación". Y es que el citado informe aseguró que si se detectan en fase inicial, estos tumores tienen un índice de supervivencia del 93% a los cinco años.

Orús valora positivamente el fallo "porque se ha castigado un error médico, lo cual no es muy habitual en los tribunales", aunque se muestra muy crítico con la indemnización fijada "porque el valor de una vida debería ser el mismo ya sea un médico o un técnico quien cometa la negligencia".

Etiquetas