Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Los 48 niños desalojados en Hecho vuelven a dormir al campamento

Protección Civil autorizó ayer el regreso al comprobar que no existen riesgos en la zona.

Los 48 niños y 11 monitores evacuados la noche del jueves de un campamento cercano a Hecho por la fuerte tormenta de lluvia y granizo, volvieron ayer a dormir en sus tiendas de campaña. Los menores pasaron su primera noche de colonias en el bar 'El Trinquete' de la población y todos los vecinos se volcaron con el grupo scout de Valencia. Primero, subieron a recoger a los niños con coches particulares y luego les proporcionaron distintos enseres. Protección Civil autorizó ayer el regreso al campamento al comprobar que no existe riesgo, informaron desde el Gobierno de Aragón, que concedió la licencia para ocupar la finca de titularidad privada.

Era su primer día fuera de casa y se quedarán en la zona hasta el 31 de julio. La que iba a ser una tarde tranquila, se convirtió casi en una pesadilla, aunque afortunadamente nadie sufrió ningún daño. "Llegamos a la zona de acampada y comenzamos a plantar las tiendas de campaña y nada hacía suponer lo que pasaría después, ya que el cielo estaba totalmente despejado", relató el monitor. Cuando aún no estaban todas las tiendas instaladas, comenzó a llover "y les dijimos a los niños que vinieran a uno de los pabellones (una tienda de campaña más grande)". Luego comenzó a llover más fuerte, "y pensamos que podríamos dormir todos en el pabellón", explicó Alejandro.

La situación se complicó cuando se inundó todo el terreno y el pabellón donde estaba el grupo resguardado. "En ningún momento pasamos miedo ni ningún niño se puso nervioso. Es más, estuvimos cantando y los niños salieron a jugar con el granizo, que tenía el tamaño de una pelota de golf". Fue entonces cuando se dieron cuenta de que ahí no podían pasar la noche y dos monitores se fueron a buscar un teléfono fijo para llamar a la Guardia Civil, pues en esa zona no hay cobertura móvil.

El cámpin de Hecho les llevó 12 mantas y el restaurante Foratón les suministró caldo caliente, pan y embutido. "Estamos muy agradecidos con todos los vecinos", apuntó Alejandro Mula, un monitor. Durante todo el día los monitores estuvieron adecuando el campamento y montando las tiendas que faltaban, para poder pasar la noche ahí, "aunque nos han dicho que podría volver a llover". Por su parte, los niños, de entre 7 y 17 años, pasaron el día en Hecho, donde improvisaron juegos.

Etiquetas