Despliega el menú
Huesca

HUESCA

La Guardia Civil refuerza sus grupos de rescate con agentes en prácticas

Ocho agentes refuerzan desde hoy los equipos de rescate de la Guardia Civil de Montaña de la provincia de Huesca. Son parte de los alumnos que el pasado viernes, después de ocho meses de duro entrenamiento, finalizaron el curso de especialista en el Centro de Adiestramiento de Montaña (CAEM) de Cadanchú. Para ellos, será como unas prácticas y para los grupos de la provincia, un refuerzo bien recibido para estos meses de verano ya que en la época estival se concentran más de la mitad de los accidentes de montaña de todo el año.

Doce de los quince alumnos que comenzaron en septiembre de 2008 el curso de montaña han superado las cuatro fases de instrucción: iniciación, montaña invernal, espeleosocorro, y montaña estival y barranquismo. Ahora, ocho de ellos -los otros cuatro volverán a sus unidades de destino- reforzarán los equipos de rescate de la provincia en las épocas de mayor trabajo para estos grupos de élite de la Guardia Civil. Ni la sección de Jaca ni el equipo de Benasque recibirán refuerzos en la época estival. Sus destinos, según explicó el comandante Emilio Serrano, director del CAEM, serán durante estos dos meses Huesca (3 agentes), Boltaña (2) o Panticosa (3).

Y es que en verano se concentran más de la mitad de los accidentes de montaña que se registran en el Pirineo aragonés durante todo el año. En 2008, fueron un 53% de los auxilios. Según las estadísticas facilitadas por la Guardia Civil de las 334 intervenciones que los agentes realizaron en 2008, 177 tuvieron lugar en los meses de verano: junio, julio y agosto.

Aumentan los auxilios

Pero este año, más si cabe, su aporte será muy importante. "El número de rescates ha aumentado un 10 por ciento en los seis primeros meses del año", alertó el Subdelegado de Gobierno en Huesca, Ramón Zapatero, durante el acto de clausura del curso. Fines de semana, como los cuatro últimos en los que el número de auxilios ha superado la docena, ponen de manifiesto que son "cada vez más necesarios" y que tienen "el trabajo garantizado", y además, destacó el Subdelegado, que su labor humanitaria cuenta "con el apoyo de la sociedad".

Tras el verano, estos agentes irán destinados a las unidades de montaña de toda España en las que queden vacantes. "En junio del próximo año, previsiblemente, ya todos habrán conseguido su plaza". En total, informó Serrano, hay 81 grupos fijos en la península que suman 237 agentes especializados. Todos ellos pasaron en su día por el CAEM de Candanchú, el centro donde se forman en auxilio en montaña y por el que, desde su creación en 1981, han desfilado un total de 506 guardias civiles. "Unos llegaron porque tenían una gran vocación. Otros no -subrayó Serrano-, pero aquí la descubrieron y se emocionaron igual" con un trabajo en el que se conjuga la montaña y la labor humanitaria.

Cinco auxilios

Por otra parte, los grupos de rescate de la Guardia Civil realizaron ayer cinco auxilios. El equipo de Huesca salió sobre las 17.00 a lo que resultó ser una falsa alarma en Riglos. Aunque les avisaron de que una cordada de franceses que intentaban escalar el Mayo Colorado tenía problemas, cuando llegaron allí ya no había nadie. Poco después, tuvieron que auxiliar a una barranquista en el Vero que presentaba una lesión de tobillo. Y a última hora se dirigieron a Colungo. Un matrimonio y su hijo iban de excursión, pero el padre y el chico se adelantaron, y la mujer no había regresado al coche cuando dieron la voz de alarma.

También por extravío realizaron dos auxilios el grupo de Boltaña. Dos montañeros fueron localizados ilesos en Monte Perdido y un tercero en Bielsa. Este último llevaba GPS, pero no sabía utilizarlo.

Etiquetas