Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Fomento destina 14 millones de euros para agilizar la variante de Barbastro

El Ministerio ha aprobado una partida adicional que acelerará la construcción de este tramo de la autovía Huesca-Lérida. Está previsto inaugurarlo a finales de año.

Fomento destina 14 millones de euros para agilizar la variante de Barbastro
Fomento destina 14 millones de euros para agilizar la variante de Barbastro
HA

El Ministerio de Fomento anunció ayer que destinará 14,8 millones de euros adicionales para las obras de la variante de Barbastro, en la A-22 (autovía Huesca-Lérida), con el objetivo de acelerar los trabajos en este tramo, cuya inauguración está prevista para finales de este año o principios de 2010.

 

Esta partida procede del denominado Plan de Aceleración de Obra Pública, dotado con 130 millones de euros, que fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 12 de junio para agilizar obras públicas ya adjudicadas y generar puestos de trabajo vinculados a estas actuaciones. Los 14,8 millones de euros de la variante de Barbastro suponen el 11,3% de todo el fondo nacional y, según informó el ministerio, permitirán elevar la inversión en este tramo en el ejercicio 2009 hasta los 19,6 millones de euros, muy por encima de la asignación prevista en el plan plurianualizado.

 

La variante de Barbastro tiene casi 11 kilómetros y discurre entre el enlace de El Pueyo y el de Castejón del Puente. Cuando se abra, habrá tres tramos seguidos ya en servicio que sumarán un total de 33 kilómetros: Ponzano-El Pueyo (10,6), la variante de Barbastro (10,6) y la de Monzón (12).

 

El anuncio de la partida adicional hecho público ayer por el ministerio se produce solo dos días después de la cumbre celebrada en Huesca, en la que 14 organizaciones empresariales de Aragón, Valencia, Cataluña, País Vasco y Navarra pidieron al ministro José Blanco la agilización de las obras pendientes en las autovías A-21 (Jaca-Pamplona), A-22 (Huesca-Lérida) y A-23 (Somport-Sagunto), que conforman el eje Cantábrico-Mediterráneo. Los empresarios instaron al responsable de Fomento "a que tome las decisiones oportunas para poner en servicio los tramos todavía pendientes, en el menor plazo de tiempo posible".

 

Entre Huesca y Lérida, con una longitud de 110 kilómetros subdivididos en once tramos, solo hay dos abiertos. Ocho están en ejecución y en uno, el Huesca-Siétamo, todavía se está redactando el proyecto.

Problemas ambientales

Las obras del tramo de Barbastro fueron adjudicadas en abril de 2007, con un presupuesto de licitación de 49,9 millones de euros (se adjudicó por 34) y un plazo de ejecución de 36 meses. El inicio de la construcción se retrasó por problemas medioambientales relacionados con una zona LIC (Lugar de Interés Comunitario), que obligaron a realizar modificaciones en el proyecto. Este espacio protegido de tipo estepario incluye una banda de importantes formaciones en yesos terciarios, con plantas de interés, encinares y matorrales.

 

El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, señaló ayer que, por las previsiones que le ha dado el ministerio, está previsto abrir la variante antes de que acabe el año o, a más tardar, en enero de 2010. Además, Fomento se ha encargado de ejecutar un enlace desde la autovía hasta Barbastro que se puso en marcha el pasado 15 de junio.

 

El Plan de Aceleración de Obra Pública está concebido para tramos de carretera que no planteen problemas técnicos y sea fácil acortar su ejecución, "que puedan ir a toda máquina y con tres turnos de trabajo", comentó el parlamentario oscense y presidente de la Comisión de Fomento del Senado, José María Becana, algo que no podría aplicarse, por ejemplo, a los tramos que discurren por el puerto de Monrepós, en la autovía A-21, donde la orografía ha retrasado considerablemente las obras.

Etiquetas