Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

La constructora Marino López suspende pagos con más de cien pisos por entregar

Es una de las principales empresas del sector en Huesca y también tiene promociones en otras provincias

Imagen tomada ayer de la sede de la empresa, en la calle de Fraga.
La constructora Marino López suspende pagos con más de cien pisos por entregar
JAVIER BROTO

La crisis del sector de la construcción ha puesto en jaque a una de las principales empresas de Huesca. Marino López XXI ha presentado una solicitud de concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos), en un intento de atajar sus problemas financieros, lo que ha sembrado la inquietud entre sus proveedores y sobre todo entre sus clientes, personas que han formalizado contratos de adquisición de viviendas que todavía están por entregar.

La petición de concurso se presentó el pasado lunes, día 12, en el juzgado de Huesca encargado de tramitar los asuntos mercantiles. El mismo día se remitió una carta a todos los clientes explicando la situación e intentando tranquilizarlos asegurando que sus viviendas se acabarán de construir. La empresa tiene contratos firmados con entre 80 y 90 clientes en Huesca capital. Contando con los de otras promociones fuera de la ciudad, superan el centenar.

Marino López XXI es una empresa señera del sector con más de medio siglo de historia. Lleva el nombre de su creador, Marino López Sanagustín, que preside el consejo de administración y que hace unos años dejó de lado el negocio de la construcción para convertirse sobre todo en promotor. Actualmente tiene en marcha promociones en Huesca, el Pirineo, Tarragona y Zaragoza. De ahí que la plantilla apenas supere la veintena de trabajadores, técnicos y administrativos en su mayoría, ya que subcontrata todas las obras.

Las razones aducidas por la empresa en la petición concursal están relacionadas con la crisis generalizada que vive el sector inmobiliario y los problemas de financiación. Al parecer, los bancos le habrían cerrado el grifo, exigiéndole cancelaciones de pólizas que normalmente no concluían hasta la finalización de las obras.

“Los pisos se acabarán”

La empresa, a través de sus asesores legales, Atienza y Longás Abogados, justificó que la solicitud del concurso de acreedores voluntario trata de reordenar las cuentas de la empresa para evitar una situación peor. Un responsable del bufete aseguró que no habrá despidos en la plantilla. Respecto a las obras iniciadas, afirmó categóricamente que “los pisos se acabarán, la empresa está preparada para terminar las obras”. “Es más un problema a discutir en el campo financiero que de otra índole”, añadieron las mismas fuentes.

La plantilla, a la que se ha informado sobre las razones que han obligado a la suspensión de pagos, está integrada por algo más de veinte trabajadores. Sin embargo, Marino López XXI da trabajo a muchos más a través de las subcontratas con las constructoras. En sus buenos tiempos llegó a tener hasta 200 personas empleadas en las obras.

Fuentes sindicales confirmaron que actualmente la empresa está formada por personal de servicios técnicos y administrativos y no hay empleados de Marino López XXI en las obras, una situación que ya viene de hace unos años.

El responsable de la Federación de la Construcción de UGT, Antonio Rodellar, refiriéndose a la crisis que vive el sector, indicó que tanto este empresario como otras firmas importantes, como Forcusa o Sarvisé, “están acabando lo que tenían empezado, excavaciones nuevas no hay ninguna”.

15 millones en impuestos

Marino López ha sido un próspero empresario del sector, promotor de importantes áreas residenciales en la ciudad de Huesca, unas ejecutadas y otras frustradas. Prueba del importante volumen económico que llegó a manejar en los mejores tiempos es que en 2005 pagó a Hacienda 15 millones de euros por los impuestos generados por sus negocios, según datos de las cuentas remitidas al registro. Pero el ‘boom’ inmobiliario quedó atrás. De hecho, la promotora no había iniciado obras nuevas desde mitad del año 2008.

De acuerdo con los datos de su propia página web, ha construido más de 5.000 viviendas. En internet publicita actualmente 15 promociones dentro y fuera de Aragón, concretamente en Utebo y Zaragoza; en Reus y otras dos poblaciones tarraconenses y en Jaca y Villanúa, en el Pirineo. Su principal actividad la desarrolla en la capital oscense, donde tiene en marcha viviendas en los nuevos polígonos residenciales de la carretera de Sariñena y del sur de los Olivos. Todas ellas se comercializan a través de la inmobiliaria Farré Consulting, con sede en la calle de Zaragoza.

Harineras y Área 3

Una de sus últimas grandes promociones fue la urbanización de Padre Querbes, junto a la constructora Orusa, con más de 300 viviendas. Y está entre los firmantes del convenio para urbanizar el polígono de las harineras, en el centro de la ciudad, con una previsión de 1.300 viviendas. Pero en el currículo de la compañía también hay proyectos fallidos. Cabe recordar que fue uno de los principales impulsores del Área 3, donde se iban a levantar más de 1.000 viviendas, un convenio urbanístico paralizado por los tribunales y rechazado por la Comisión de Ordenación del Territorio de Aragón.

Etiquetas