Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

El alcalde de Sabiñánigo se reunirá con Alcoa por la venta de la planta

Tras entrevistarse ayer con el comité de empresa, mostró su apoyo a los trabajadores para intentar garantizar la continuidad de la factoría. También mantendrá contactos con el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Industria, tras el reciente anuncio de la multinacional.

Varios trabajadores de la factoría de Alcoa en Sabiñánigo, en un cambio de turno
El alcalde de Sabiñánigo se reunirá con Alcoa por la venta de la planta
RAFAEL GOBANTES

El comité de empresa de la planta serrablesa de Alcoa y el Ayuntamiento de Sabiñánigo trabajarán de forma conjunta para conocer la situación de esta fábrica tras el anuncio hecho público el pasado miércoles por la multinacional de que pondrá a la venta las instalaciones, que en estos momentos dan empleo a 172 personas.

Este es el principal acuerdo al que se llegó en la reunión mantenida en la mañana de ayer en el Consistorio serrablés entre el alcalde, Jesús Lasierra, y el comité de empresa. "Hemos encontrado un apoyo total por parte del Ayuntamiento que agradecemos", indicó Santiago Perbech, presidente del comité, al término del encuentro. "A partir de este momento vamos a hacer una andadura conjunta para pedir a las administraciones tanto autonómicas como nacionales que hagan un seguimiento de todo el proceso, con el objetivo de que, si finalmente se produce la venta, haya garantías de viabilidad y continuidad de nuestra planta", añadió.

En este sentido, la primera actuación será la solicitud, por parte del Ayuntamiento, de una reunión con la dirección de Alcoa España para transmitirles la inquietud existente en la zona e interesarse por si la multinacional va a seguir adelante con el plan de viabilidad previsto. Por el momento, "las noticias son las mismas que nos dieron el día 7, que la fábrica a la venta y que no parece que haya ningún plazo para la misma, así que hasta que no haya un comprador seguimos perteneciendo a Alcoa y continuaremos trabajando con normalidad", apuntó Perbech.

Lo que más preocupa a los trabajadores es que la empresa continúe con los proyectos que tenía para la planta de Sabiñánigo. Además, Perbech anunció que "presionaremos a todos los niveles para que quien la compre tenga nivel tecnológico y capacidad para mantener la fábrica abierta porque es y puede ser competitiva".

El presidente del comité de empresa recordó que la reestructuración de la plantilla pactada a finales del pasado año -que suponía la marcha de 19 empleados- sigue vigente. "En principio la salida de los trabajadores se irá produciendo con normalidad, del mismo modo que siguen adelante los contratos de relevo firmados, según los cuales entrarán en la planta una serie de trabajadores en sustitución de otros que se irán jubilando parcialmente".

Por su parte, el alcalde se comprometió a solicitar a la dirección de Alcoa en España una reunión y posteriormente espera mantener contactos con la consejería de Industria del Gobierno de Aragón y con el Ministerio de Industria.

El PP pide a la DGA que actúe

Sobre la situación de la planta serrablesa también se manifestó ayer el Partido Popular altoaragonés, que mostró su preocupación por la incertidumbre en Alcoa. Los populares destacan tanto su inquietud como su prudencia ante el anuncio de la venta de la factoría, y consideran imprescindible "un pronunciamiento unánime de todos los sectores sociales, incluidos los institucionales, para respaldar el futuro laboral de los trabajadores". Juan Bruned, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sabiñánigo, se mostró dispuesto a encabezar "tantas iniciativas como sean necesarias para ofrecer respaldo a los trabajadores y defender el mantenimiento de la empresa", pero también pidió prudencia "a la espera de que se sucedan los acontecimientos". Además, el portavoz municipal reclamó a la DGA "que se involucre directa e inmediatamente en la búsqueda de soluciones".

Etiquetas