Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Astún y la DGA desbloquean el desarrollo urbanístico de la estación después de 17 años

El Ejecutivo anuló un plan parcial en 1991, la empresa recurrió y el Tribunal Supremo le dio la razón. Las dos partes han llegado ahora a un acuerdo que reduce la edificabilidad pero incluye inversiones públicas en las pistas.

Vista de la estación de esquí de Astún, con parte de los desarrollos urbanísticos ejecutados antes de que se anulara el plan parcial
Astún y la DGA desbloquean el desarrollo urbanístico de la estación después de 17 años
HERALDO

La sociedad Eivasa, responsable de la estación de esquí de Astún, el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Jaca han llegado a acuerdo que permitirá desbloquear el desarrollo urbanístico de este centro invernal del valle del Aragón mediante la tramitación de un nuevo plan parcial que sustituya al que la DGA suspendió de forma improcedente en 1991.

El pacto, que una vez cerrado se plasmará en un convenio a tres bandas, permitirá levantar en los suelos urbanizables de la estación unos 70.000 metros cuadrados de techo construido, menos de la mitad de lo previsto hace casi dos décadas. Además, establece que el Gobierno de Aragón afrontará una serie de inversiones en la estación como compensación por los perjuicios económicos que la suspensión del plan parcial ha tenido -y sigue teniendo- en el desarrollo del centro invernal. Por su parte, el Ayuntamiento de Jaca se compromete a tramitar el nuevo planeamiento urbanístico.

La estación de esquí de Astún fue creada hace 32 años mediante una concesión administrativa a la sociedad gestora que incluía la creación de 14,3 hectáreas de suelo urbanizable destinadas a albergar el desarrollo urbanístico del complejo. Esos suelos empezaron a desarrollarse mediante un plan parcial que permitía construir unos 190.000 metros cuadrados de techo edificado, cantidad que se refería tanto a viviendas como a hoteles.

El conflicto

Sin embargo, en 1991, cuando se habían edificado unos 20.000 metros cuadrados, el Gobierno de Aragón decidió suspender el plan parcial aprobado definitivamente tres años antes. Según explicaron fuentes de Eivasa, los responsables de la DGA alegaron un defecto de forma en la tramitación administrativa del mismo.

La empresa responsable de la estación recurrió la anulación del plan. Unos años después, el Tribunal Superior de Justicia de Aragón le dio la razón, pero la DGA apeló la sentencia ante el Supremo. Finalmente, el alto tribunal falló que el Gobierno de Aragón no debió haber suspendido el planeamiento y que Eivasa tiene derecho a una indemnización por los perjuicios sufridos.

Sin embargo, el Supremo no estableció a cuánto debe ascender esa compensación, lo que obligaba a las dos partes a ponerse de acuerdo o a volver a pleitear. La estación de esquí llegó a pedir la ejecución de las sentencias, pero, por fin, después de más de una década de enfrentamiento, comenzó un acercamiento entre Eivasa y los actuales responsables del Gobierno de Aragón.

Siempre según fuentes de la empresa que controla la estación, fue en la pasada legislatura cuando comenzaron los contactos para solucionar un conflicto que ha hipotecado el desarrollo de Astún durante 17 de sus 32 años de funcionamiento. "Las dos partes hemos arrimado el hombro para llegar a un acuerdo -destacan-. Nosotros hemos entendido que la edificabilidad de 1991 no puede ser la misma que la que se apruebe ahora porque los tiempos y las normas urbanísticas han cambiado, y el Gobierno de Aragón ha reconocido que la estación tiene que ser compensada por todas las oportunidades de desarrollo que ha perdido en estos años".

La mitad de edificación

Desde Eivasa explican que el nuevo plan parcial que se tramite tras la firma del convenio permitirá una edificabilidad de unos 70.000 metros cuadrados de techo construido, lo que unido a lo que ya se desarrolló a finales de los ochenta supone menos de la mitad de lo que contemplaba el planeamiento suspendido.

También subrayan que las inversiones que la DGA hará en Astún se destinarán a infraestructuras para el esquí. "No queremos dinero, queremos que se beneficie la estación: mejoras en la innivación artificial, balsas para mejorar el sistema de innivación, mejores accesos...", detallan fuentes de Eivasa sin dar cifras concretas.

El Ayuntamiento de Jaca participa en el convenio comprometiéndose a tramitar el nuevo plan parcial de Astún. Hace unos días, su alcalde, el socialista Enrique Villarroya, hizo unas declaraciones anunciando el desbloqueo del conflicto. El acuerdo se presentará en el consistorio hoy mismo.

Etiquetas