Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Graus quiere reformar el paseo del Ésera y construir un parquin para 220 vehículos

El proyecto, aprobado por unanimidad de los grupos políticos, se acometerá con los más de 600.000 euros de los Fondos para Inversión Local habilitados por el Gobierno central.

El Ayuntamiento de Graus reformará el Paseo del Ésera y creará 220 aparcamientos con los más de 600.000 euros que le corresponden de los Fondos para Inversión Local habilitados por el gobierno central para la realización de proyectos que no hubieran sido previamente aprobados en los presupuestos municipales.

La reforma de esta céntrica vía ha sido aprobada por unanimidad de los grupos políticos que conforman el ayuntamiento. "Nos corresponden 614.503 euros y hemos decidido actuar con esta cantidad en el Paseo del Ésera para mejorar globalmente este enclave urbano y habilitar más aparcamientos", explicó Victoria Celaya, la alcaldesa grausina, quien añadió que esta última medida, además, servirá para descongestionar de coches el casco urbano de la localidad, sometido en la actualidad a una fuerte presión.

Las raíces rompen el pavimento

El consistorio, según el proyecto, actuará en una superficie de unos 4.000 metros cuadrados y algo más de 700 metros lineales. Según describió la alcaldesa, en esta zona, "las raíces de los árboles han ido rompiendo el pavimento, la iluminación está muy desfasada y es necesario adecuar la estructura del paseo a las nuevas necesidades del municipio". Por ello se prevé que exista tan sólo circulación rodada en un único sentido de la marcha e incidir así en la peatonalización de gran parte de la vía.

Otra de las actuaciones previstas dentro de este proyecto es la de la creación de un carril bici a lo largo del paseo que enlace, por un lado, con el que el Ministerio de Fomento va a realizar desde la presa de Barasona hasta el casco urbano de Graus y, por otro, con el que se pretende crear hasta la zona polideportiva.

La necesidad de habilitar nuevos aparcamientos en Graus es otra de las razones de esta remodelación del paseo del Ésera. Esta deficiencia es más patente desde que se iniciaron los trabajos de restauración de la estatua de Joaquín Costa y de reurbanización de su entorno, obras que suponen la pérdida de algunas plazas de parquin. Aunque Celaya consideró que "estas plazas que se pierden se ganan algo más arriba, en las calles de Barranco y Salamero", reconoció que "aún así seguimos necesitando más espacio para solucionar la saturación actual". La posible creación de una zona azul en el entorno del Centro de Salud y de las calles de Salamero y del Barranco son otras de las medidas que está estudiando el consistorio grausino.

Problemas de estabilidad

Esta actuación en el Paseo del Ésera es independiente de la que va a realizar en los próximos meses la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) para solucionar los problemas de estabilidad de uno de sus tramos debido al proceso erosivo en su cimentación ocasionado por el río. Sus aguas han ido laminando los cimientos de la calle y horadando una caverna bajo el firme de la vía de la que se desconocen sus dimensiones exactas.

Esta problemática obligó a la CHE a realizar el pasado otoño unos trabajos de urgencia para recalzar toda la estructura del paseo a lo largo de unos 100 metros y a plantear para el ejercicio de 2009 unos nuevos trabajos en la cueva horadada por el río para rellenar la cavidad y garantizar definitivamente la seguridad en su último tramo. Mientras tanto, toda la circulación rodada en buena parte del paseo lleva varias semanas suspendida y, en el punto donde se ha detectado la cavidad bajo el firme, la zona permanece vallada. Uno de los árboles del paseo, semi tragado por la sima que se abre bajo sus raíces evidencia la peligrosidad existente.

Etiquetas