Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

El cierre de un Eroski Center en Huesca obliga al traslado de sus catorce trabajadores

Los empleados consideran que esta medida es una forma de presionarlos para que acepten ser despedidos. La dirección justifica el inminente cese de la actividad "por razones operativas" y dice que busca una solución.

El supermercado Eroski Center de la calle de Ramón J. Sender de Huesca cerrará el próximo día 21 de enero
El cierre de un Eroski Center en Huesca obliga al traslado de sus catorce trabajadores
JAVIER BROTO

El goteo de pérdida de puestos de trabajo en Huesca es constante. El cierre, previsto para el próximo 21 de enero del supermercado Eroski Center de la calle de Ramón J. Sender, 8-14, afecta a 14 trabajadores a quienes el grupo empresarial les ha ofrecido una recolocación en otros centros de trabajo de la provincia. Sin embargo, el comité de empresa no está conforme con este traslado que obligaría a cambiar de domicilio o costearse los desplazamientos a trabajadores que en la mayoría de los casos cobran menos de 800 euros.

Los sindicatos UGT y CC. OO., con representación en el comité de empresa, argumentan que es una fórmula para que los trabajadores se despidan puesto que además en las tiendas de la provincia tampoco es necesario más personal. No obstante, explican que todos los trabajadores de este centro son fijos, así como la mayoría de los 115 o 120 empleados del grupo en toda la provincia. Su propuesta es que se presente un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que obligaría a la empresa a negociar las condiciones pero, según indican, hasta ahora no han encontrado disposición.

"Les van a dar el mismo trato que a una estantería o a un cámara frigorífica, los mandan a otra tienda y punto", indica Carlos Boix, representante de UGT. Sin embargo, todavía no les han detallado las condiciones del traslado. "Aunque la empresa oficialmente no nos lo ha dicho, en principio nos tendríamos que pagar la comida y el desplazamiento", asegura la trabajadora Pilar Cisuelo, miembro del comité de empresa por el CC. OO. Ambos sindicatos están de acuerdo en exigir a la empresa una negociación. No obstante, apuntan que el grupo no está obligado a presentar un ERE porque las medidas no afectan al 10% de la plantilla de la empresa. "Desde luego, no estamos satisfechos con el comportamiento social de la empresa y vamos a empezar a valorar el tomar otras medidas. En el se convenio habla mucho de participación social pero en las obras no se nota", opina Carlos Boix.

"Razones operativas"

El grupo Eroski confirmó ayer que, "por razones operativas" el establecimiento de la calle Ramón J. Sender dejará su actividad próximamente. Por ello, "en colaboración con el comité de empresa, se trabaja en la solución laboral de los trabajadores, cuya propuesta está en estudio y que supondrá la recolocación de los actuales trabajadores en diferentes centros de la provincia".

Ambas partes se reunirán el próximo lunes día 12 para negociar la situación laboral de estos trabajadores. Por parte de los sindicatos, en este encuentro quieren escuchar las opciones de la empresa. Desde el grupo Eroski, aseguran que "es firme decisión de la empresa resolver esta situación de modo favorable a la actividad de los trabajadores afectados".

Estos 14 trabajadores, 13 mujeros y un hombre, forman parte del grupo DAGESA, empresa de distribución alimentaria con sede en Zaragoza que está integrada al 100% en el grupo Eroski. A esta sociedad es a la que pertenecen todos los Eroski Center de la provincia.

El día 2, a otra ciudad

Los trabajadores conocieron el pasado 10 de diciembre la decisión del grupo de cesar la actividad en ese centro, y ayer mismo les informó de que el día 21 se cerraría al público. El día 2 de enero les enviaron una carta a cada uno de los empleados anunciándoles su nuevo destino, al que tienen que incorporarse el próximo 2 de febrero. Los 14 empleados se repartirán por centros de Jaca, Sariñena, Fraga, Barbastro y Monzón, en la provincia de Huesca, y de Zuera, en Zaragoza. Este último se incluye porque la empresa lo integra en del área de distribución de Huesca. En estos momentos, hay dos tiendas abiertas en Monzón, dos en Barbastro, otra en Zuera, en Sariñena, en Jaca y en Fraga, además de las tres de la capital oscense que se reducirán a dos tras este cierre.

Según explica Carlos Boix, de UGT, la empresa aduce razones económicas porque las pérdidas del supermercado en el año 2007 sumaron 388.000 euros. No obstante, es una cantidad poco significativa cuando en el año 2007 las pérdidas generales fueron de 10,8 millones, "por lo que el cierre de este supermercado no soluciona el problema".

"Lo que buscan es que los trabajadores se despidan porque no les sale rentable desplazarse ni mover a sus familias", apunta Carlos Boix. Desde los sindicatos plantean que a pesar del traslado, en el momento en que quedara una vacante en Huesca se diera preferencia a uno de estos trabajadores para ocupar el puesto. De la misma forma, que pudieran suplir las bajas por enfermedad de otros compañeros de la capital. Sin embargo, "ni siquiera parece que quieran aceptar eso", indica. Estiman que otra solución podría ser la recolocación en la Perfumería If de la capital altoaragonesa, que pertenece al mismo grupo.

Desde ambos sindicatos opinan que la intención final de la empresa son los despidos puesto que envían a los trabajadores a tiendas que también tienen pérdidas y donde no es necesario más personal, por lo que todavía generarán más pérdidas. Sin embargo, desde el grupo Eroski aseguran que no plantean despidos.

Etiquetas