Despliega el menú
Huesca

HUESCA

El temporal deja medio metro más de nieve en las estaciones

Las nevadas continuaron ayer, con varias carreteras con cadenas. Está previsto que hoy se mantenga la cota entre 600 y 700 metros.

El temporal de nieve ha dejado este fin de semana hasta 60 centímetros más de nieve en las cotas altas de las estaciones de esquí aragonesas, que se preparan para vivir un puente festivo en condiciones"excelentes", como no se recordaba en los últimos 10 años. Aunque la afluencia de esquiadores fue "normal" por el mal tiempo, los inconvenientes han quedado relegados a un segundo plano en este histórico inicio de la temporada.

Las precipitaciones volvieron a afectar a la circulación y en los principales puertos fue necesario el uso de cadenas en algún momento del día. A última hora, esta medida solo afectaba a los puertos de Cotefablo (N-260), Somport (N-330) y Portalet (A-136). En Teruel, apenas eran 10 los kilómetros por los que era necesario el uso de cadenas, frente a los 100 del sábado. El peor tramo era el de la VF-TE-05 entre Albarracín y Dornaque.

Pese a los inconvenientes para circular, las nevadas han permitido que los centros invernales encaren el puente festivo en condiciones inmejorables. Las estaciones trabajarán a destajo estos días para recibir el primer gran aluvión de esquiadores con todas las pistas abiertas. Ayer, en las cotas altas, donde hay hasta dos metros de nieve, se provocaban avalanchas para garantizar la seguridad.

Por Formigal pasaron el sábado y el domingo unos 4.000 esquiadores. Su director, Antonio Jericó, comentó que "ha sido un fin de semana de transición hacia el puente. A ver si el tiempo acompaña a partir del viernes".

En la vecina estación de Panticosa, que es la primera vez que abre en noviembre, cayeron entre 50 y 60 centímetros, según su director, Roberto Morales. "Hay nieve para dar y vender, buena para las estaciones pero también para los agricultores", dijo en referencia a la reserva nival.

En el Valle del Aragón la situación es similar. Candanchú ha abierto un mes antes que en las dos últimas campañas, recordaba su responsable de Comunicación, Fernando Valero, y el objetivo es que para el puente esté esquiable toda la estación. El tiempo desapacible del fin de semana ha sido un mal menor, destacó el director de Astún, Andrés Pita. "En los 10 años que llevo aquí nunca había visto así las pistas, no ya en estas fechas sino en todo el invierno".

También Cerler espera tener listos el sábado sus 76 kilómetros. "Con la noticia de las últimas nevadas la gente se animará", comentaba Jaime Ríos, uno de sus responsables.

Las previsiones indican que hasta el miércoles seguirá nevando. La alerta amarilla se mantiene para hoy, con precipitaciones en el Pirineo oscense que pueden dejar hasta 8 centímetros de nieve a partir de 600-700 metros.

Etiquetas